Cómo reclamar un finiquito

Lo más recomendable es firmarlo con un "no conforme" para conservar el derecho a futuras reclamaciones
Por Blanca Álvarez Barco 17 de julio de 2021
Reclamar finiquito
Imagen: photography33

El finiquito es un documento donde el empresario refleja el dinero que debe al trabajador al terminar un contrato. Y pagarlo supone el fin de una relación laboral. Pero, ¿qué ocurre si no se está de acuerdo con el finiquito o no lo abonan? ¿Se debe firmar? ¿Estará bien calculado? Estas son algunas de las dudas más comunes que asaltan al trabajador. Por ello es muy importante dominar algunos aspectos de este trámite antes de recibirlo. Para reclamar el finiquito con éxito, como se recuerda en este artículo, conviene firmarlo con un “no conforme”, prestar atención a la fecha e intentar la conciliación con la empresa. Si no es posible, habrá que acudir a la vía judicial.

Cómo reclamar el finiquito paso a paso

Cuando termina una relación laboral, ya sea porque te despiden o porque decides irte de la empresa y cambiar de trabajo, deben entregarte el finiquito, documento que acredita las cantidades que se te adeudan. Si te lo dan y no estás conforme, sigue estos pasos para reclamarlo:

✅ Expresa tu disconformidad

Si no te cuadran las cantidades que aparecen en el finiquito hay que añadir las expresiones «No conforme«, «Pendiente de comprobación» (cuando no se han podido verificar las cuantías) o «Cuantías no recibidas» (si no dan cantidad alguna), para dejar constancia de la disconformidad, como explican expertos laboralistas.

La firma del finiquito sin incluir estas coletillas no implica la imposibilidad de reclamarlo, pero puede complicar esta opción. En cambio, la rúbrica del documento con estos enunciados junto a la firma implica su recepción, pero deja abierta la vía para reclamar contra la empresa.

✅ Presta atención a la fecha

Antes de rubricar el finiquito, hay que fijarse con atención en la fecha del mismo. En caso de que no esté correcta, lo mejor es no firmar el documento y pedir que la rectifiquen. De otro modo, un error tan simple en apariencia puede tener consecuencias nefastas para los derechos del trabajador, como la imposibilidad de reclamar por pasarse plazos.

✅ Intenta la conciliación

Antes de nada, deberías ponerte en contacto con un abogado para que haga de intermediario y reclame a la empresa por los cauces que corresponda. Para ello:

  • Hay que presentar una papeleta de conciliación en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de la respectiva comunidad autónoma. Se debe  cumplimentar una solicitud y un formulario de identificación del demandado.
  • Se dispone de plazo de 20 días hábiles a contar desde la fecha que conste en la carta del despido para interponer la demanda ante la Jurisdicción social.
  • En la solicitud figura un apartado donde se deben exponer los motivos en que se basa la petición y precisar lo que se exige. Se tienen que indicar las cantidades salariales que te deben (horas extraordinarias, pagas extras, salario base…) y, en caso de necesitar más espacio para ampliar la enumeración de los hechos, se adjuntará un documento aparte en formato libre.

Aunque no es obligatorio, es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado laboralista, graduado social o asesor al redactar la papeleta, pues no es fácil formular con corrección las peticiones, si no se tienen conocimientos jurídicos. Y es que los errores en esta fase pueden perjudicar luego en la vía judicial.

Si se llega a un acuerdo, es de obligado cumplimiento y tiene casi la misma fuerza que una sentencia. Y si la compañía no cumple, se puede reclamar ante el Juzgado de lo Social su cumplimiento.

✅ Acude a la vía judicial

Si empresa y trabajador son incapaces de llegar a un pacto en conciliación previa, la reclamación proseguirá por vía judicial mediante la oportuna demanda. Se señalará una fecha para celebrar un juicio en el Juzgado de lo Social que corresponda; conviene tener en cuenta el coste de un proceso judicial.

Dentro de la vía judicial, en cualquier momento se puede llegar a un acuerdo con la compañía y formalizarlo mediante una conciliación en el juzgado ante el secretario judicial. En este caso, se emite un acta de conciliación y un decreto que da fe del pacto alcanzado.

Si no es posible y se llega a juicio, el juez dictará una sentencia que ambas partes pueden recurrir.

✅ En caso extremo, usa la vía penal

Hay casos extremos que son mucho peores, aunque poco comunes. En el caso de que el empresario haga un finiquito falso, tienes la posibilidad de denunciarlo e iniciar un procedimiento penal en su contra.

Firmar finiquitoImagen: Lukasz Tyrala

Cómo calcular el finiquito que me corresponde

El finiquito es un documento que ha de adjuntarse a la carta de despido y en el que se contempla la cantidad pendiente de pago. Para calcularlo, puedes seguir estos sencillos pasos:

✅ Calcular la última nómina

Si dispones de un salario fijo, se tiene en cuenta la última nómina; pero si es un sueldo variable, serían las seis últimas nóminas. Hay que averiguar cuánto se gana al día, para saber cuánto corresponde cobrar de la última nómina. Si se perciben, por ejemplo, 1.000 euros, son 33,3 euros al día. Si el último mes has trabajado 15 días hasta finalizar la relación laboral, por ese mes debes recibir 499,5 euros (33,3 x 15).

Aquí hay que tener en cuenta también, si los hay, el plus de antigüedad y de nocturnidad / convenio / transporte…, calculando lo que corresponde del mismo modo que la nómina.

✅ Conocer los días de vacaciones no disfrutadas

En los contratos aparece el número de días de vacaciones remuneradas por año trabajado. Si tienes 30 días de vacaciones, corresponden 2,5 días por mes; si tienes 24 días, 2 días por mes, etc.

Se debe calcular el importe por las vacaciones no disfrutadas. Si dan 24 días al año y te despiden el 15 de octubre, serían 19 días de vacaciones (2 días por mes, por octubre solo 1). Si has disfrutado de 15 y quedan 4, te deben abonar esos 4 días. Como al día —con un sueldo de 1.000 euros al mes— se ganan 33,3 euros, deben pagarte por vacaciones no disfrutadas 133,2 euros (33,3 x 4).

✅ Pagas extra no cobradas

Hay que calcular cuánto corresponde de las extras no cobradas. Si se tienen dos (julio y diciembre), primero hay que dividir el sueldo (1.000 euros) entre los días del año, lo que daría 2,73 euros, que son los euros diarios que retiene la empresa de cada paga.

Si el contrato finalizó el 15 de octubre, hay que calcular cuántos días pasan desde el abono de la paga extra de enero hasta el día del despido (288 días) y lo mismo desde la segunda paga hasta el despido (107 días). De la extra de enero deben 786,24 euros (288 x 2,73) y de la correspondiente a julio, 292,11 euros (107 x 2,73), por lo que deberían un total de 1.078,35 euros por las extras.

✅ Sumar todos estos conceptos

✅ Incluir indemnización, si la hay

Si te corresponde indemnización por extinción de contrato laboral (solo en casos de despidos objetivo e improcedente), hay que sumarla aquí. La indemnización depende de los días trabajados por año y del tipo de contrato.

La indemnización, a veces, se entrega en un documento aparte, adjunto al finiquito. Si no se está de acuerdo con la misma, se debe firmar cada hoja y expresar «No conforme», como sucedía con el finiquito.

✅ Restar algunos conceptos

Después de sumar la última nómina, las vacaciones no disfrutadas y las extras no cobradas (más la indemnización si es el caso), solo queda restar las deducciones a la Seguridad Social y las retenciones por IRPF.

✅ Calcular el finiquito con recursos de Internet

En Internet hay calculadoras de préstamos, hipotecas, seguros… ¡y también de finiquitos! En pocos minutos puedes saber cuánto te corresponde cobrar. En las webs Calcular FiniquitoCalculadora del finiquito del trabajador basta con introducir los datos correspondientes al salario bruto anual, el número de pagas, la primera y última jornada de trabajo en la empresa, los días de vacaciones al año, los de vacaciones disfrutados en este año y, en su caso, la indemnización por despido (días por año trabajado). Tras rellenarlos, la calculadora ofrecerá el finiquito, sin tener que hacer nada más.

Calcular el finiquitoImagen: falovelykids

Plazos para pagar y reclamar el finiquito

✅ Plazo para pagar el finiquito

  • Pese a que no existe un plazo específico para que la empresa te haga llegar el finiquito, salvo que el convenio colectivo que regule la empresa así lo establezca, lo más aconsejable es que solicites un avance del documento. Así tendrás conocimiento de su importe antes del momento de la firma y puedes acudir a un profesional si tienes dudas, como recomiendan desde el Colegio de Graduados Sociales de Madrid.
  • En la práctica, lo habitual es entregar el finiquito el último día en el que el trabajador acude a su puesto de trabajo.
  • No obstante, se pueden dar casos en los que, por diversas circunstancias, la empresa se retrase en formalizar este trámite; pasados unos días debes presentarte de nuevo en la compañía para la firma del finiquito. Cuando estas situaciones se producen, hay que consultar lo que indica el convenio colectivo para estos supuestos, ya que los perjuicios y daños ocasionados por el pago tardío del finiquito pueden llegar a ser indemnizables si así lo estipula el convenio.

✅ Plazo para reclamarlo

Debes tener en cuenta que el Estatuto de los Trabajadores en su artículo 59.1 establece que el trabajador dispone de un año para reclamar todas aquellas cantidades que le deberían haber abonado, ya que una vez pasado ese plazo poco se puede hacer, pues las cantidades prescriben.

¿Se puede reclamar un finiquito ya firmado?

La regla general es que el finiquito suponga un efecto liberador y extintivo de la relación laboral (la relación se extingue y las partes quedan liberadas de sus obligaciones mutuas).

Sin embargo, nada impide que el trabajador reclame contra esa firma si cree que ha habido algún error, o vicio de consentimiento, etc. Los tribunales así lo han reconocido en varios casos, aunque «habrá que estar al caso concreto para saber si hay posibilidades de que prospere».

¿Es obligatorio firmar el finiquito?

Cuando al trabajador se le presenta un documento de finiquito para que lo firme, debe actuar con calma y sin prisas y saber que la rúbrica no es obligatoria para ninguna de las partes. Por eso, si no se está de acuerdo, ¡no se tiene por qué firmarlo!

Es muy importante leerlo con atención e, incluso, se tiene derecho a que esté presente un representante de los trabajadores para que pueda asesorar. Si el empresario no deja que esté presente, comete una infracción grave que puede ser sancionada.

Habrá que fijarse bien y comprobar si las cuantías y los conceptos incluidos por la compañía en el finiquito son correctas. También es importante tener en cuenta si se ha puesto a disposición del empleado la cantidad indicada, ya sea mediante un cheque/talón, un justificante de una transferencia, en metálico… Nunca conviene confiar en promesas de pago futuro o en que reintegrarán a la persona en la empresa.