Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Astrónomos descubren un planeta extrasolar muy similar a la Tierra

Orbita alrededor de una estrella roja cinco veces menos masiva que el Sol

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 26 enero de 2006
Un grupo internacional de astrónomos ha descubierto, mediante una red de telescopios repartidos por todo el mundo, un planeta fuera del Sistema Solar cuyas características son similares a las de la Tierra. El nuevo mundo, que ha recibido el nombre de OGLE-2005-BLG- 390Lb, orbita alrededor de una estrella roja cinco veces menos masiva que el Sol y localizada a una distancia de unos 20.000 años luz, no muy lejos del centro de la Vía Láctea, informó el Observatorio Europeo Austral (ESO, sus siglas en inglés) desde su sede en Santiago de Chile.

La similitud de este planeta con la Tierra se da principalmente en el tamaño y la composición del mismo. "En términos de masa está más cerca de la Tierra que cualquier otro planeta descubierto. Por dentro tiene un centro de formación rocosa que también lo hace muy parecido", señaló el astrónomo del ESO Stéphane Brillant.

"La búsqueda de una segunda Tierra es la fuerza conductora detrás de nuestra investigación, y este descubrimiento constituye un gran salto hacia delante considerando que éste es el mundo más parecido a la Tierra que hemos conocido hasta ahora", agregó otro de los miembros del equipo de investigación, el alemán Daniel Kubas.

El OGLE se encuentra a una distancia de su estrella tres veces mayor que la que hay de la Tierra al Sol, y tarda una década en efectuar su movimiento de traslación. La temperatura de su superficie bordea los -220 grados celsius, lo que hace imposible la existencia de vida humana.

Para descubrir el nuevo planeta se ha utilizado el método de microlente, con el que antes se habían detectado otros dos mundos. Esta técnica utiliza el fondo estelar como una especie de lente de aumento para detectar estrellas lejanas. Cuando una estrella que está más cerca de la Tierra se superpone a una más lejana, su gravedad amplifica la luz de ese cuerpo más distante, lo que lo torna más brillante y puede ser captado por los telescopios.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones