Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

El científico Stephen Hawking explica en Dublín su nueva teoría sobre los agujeros negros

Al contrario de lo que mantuvo hace 30 años, ahora asegura que estos fenómenos contienen, preservan y emiten información

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 22 julio de 2004
El científico Stephen Hawking aseguró ayer en la capital de Irlanda haber resuelto uno de los grandes problemas de la física teórica. El astrofísico británico, popular por sus obras de divulgación como "Breve historia del tiempo", expuso su nueva teoría sobre los agujeros negros, que, al contrario de lo que él mismo mantuvo hace 30 años, contienen, preservan y emiten información.

"Siento defraudar a los aficionados a la ciencia-ficción, pero la información se preserva, no hay posibilidad de usar los agujeros negros para viajar a otros universos". De esta forma, el famoso científico rechazó varias ideas propuestas por él mismo sobre estos fenómenos cósmicos que no son más que restos de estrellas colapsadas hasta alcanzar tal masa y fuerza de gravedad, que curvan el espacio y el tiempo a su alrededor, tragándose todo lo que haya a su alcance, incluida la luz.

En una exposición de algo más de una hora de duración, en la XVII Conferencia sobre Relatividad General y Gravedad, que se celebra en Dublín desde el pasado sábado, Hawking reconsideró su teoría y sostuvo que, en lugar de no tener fondo, estos cuerpos emiten unas radiaciones o información que permite descubrir su contenido.

Radiación de Hawking

Ya en 1974, el astrofísico descubrió que la combinación de las leyes de la mecánica cuántica y de la relatividad general desmentían incluso que los agujeros negros fuesen completamente negros, pues emitían una radiación, conocida desde entonces como "radiación de Hawking".

Según su vieja teoría, la "radiación de Hawking" no contiene información alguna sobre la materia que hay dentro de un agujero negro. Esto entraba en conflicto con una regla de la física cuántica, según la cual esa información no puede eliminarse del todo mientras el Universo siga evolucionando. Pero, ¿qué pasaba con ella? La respuesta de Hawking ahora es que la superficie de los agujeros negros está sujeta a fluctuaciones cuánticas. Éstas permiten que toda la información contenida en los agujeros se filtre al exterior gradualmente, ofreciendo así "una imagen consistente" de su interior.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones