Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

San Sebastián acoge el primer banco de células madre adultas de España

Abastece a centros hospitalarios, tecnológicos y a la industria farmacéutica

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 20 noviembre de 2005
El primer banco de células madre de España se encuentra en San Sebastián. Bajo la custodia de la fundación donostiarra Inbiomed, que investiga con células madre adultas para su uso en medicina regenerativa, abastece a centros hospitalarios, tecnológicos y a la industria farmacéutica. La fundación, situada en el parque tecnológico de Miramón, cuenta con trece científicos que además investigan el potencial de estas células en dos líneas, las mesenquimales y las epiteliales, a las que en breve agregarán las de naturaleza neuronal.

Inbiomed, que comenzó como centro de investigación en el área de la Oncología, orientó hace dos años sus pasos hacia las células madre y la medicina regenerativa. "El centro mantiene un banco de células madre adultas y dos líneas de investigación con este tipo de células, las mesenquimales y hematopoyéticas y las epiteliales. Un tercer ámbito de investigación se creará próximamente sobre las células neuronales", explicó Itziar Ochotorena, gerente de Inbiomed.

Células madre adultas

Sobre el banco de células madre adultas, que no plantean interrogantes éticas como las embrionarias, Ochotorena explica que el centro se aprovisiona de los hospitales y con el consentimiento informado de los pacientes. Además de constituir el banco (Inbiobank) que está preservado en una "sala blanca", una suerte de fortín inmune a cualquier bacteria y con un grado de esterilización extrema, los biólogos de la fundación investigan cómo optimizar los procesos de aislamiento y preservación de las células madre de donantes y pacientes.

Las células madre mesenquimales provienen de médula ósea (trasplantes), cordón umbilical y tejido adiposo (liposucciones) y en este centro las emplean para examinar los mecanismos, tanto genéticos como bioquímicos, que intervienen en la multiplicación y diferenciación de estas células en diferentes tejidos del cuerpo.

Las células madre de la piel cuyo genotipo no está aún identificado las obtienen de biopsias y las emplean para mejorar su aislamiento, caracterización y comprensión de la función biológica que desempeñan.

Para la investigación

El banco tiene dos finalidades: proveer de células para la investigación que se desarrolla en el propio centro y abastecer a los centros tecnológicos, hospitalarios y farmacéuticos. Cuando se obtiene una donación de células madre, se traslada a una "sala de cuarentena" donde se certifica que las células estén sanas y no estén contaminadas por ningún virus o bacteria. Si el resultado es positivo, las células se introducen en la "sala blanca", donde se cultivan.

Por otra parte, en el momento en el que consigan la acreditación de la Agencia del Medicamento, los científicos de Inbiomed iniciarán los ensayos clínicos para crear piel quimérica, que consiste en fabricar tejido epitelial en grandes cantidades a partir de la extirpación de una mínima parte en una persona.

Esta línea de investigación tiene una importancia capital para curar a los aquejados de una enfermedad rara, la epidermolisis bullosa. Quienes la padecen, también denominados niños mariposa, sufren un trastorno por el que cualquier roce les provoca ampollas, de modo que deben permanecer vendados permanentemente. La piel quimérica se cultiva de la mezcla de piel del enfermo con otra sana, y se obtienen grandes láminas de piel. Ya se ha efectuado un ensayo clínico con una niña en Valencia con resultados espectaculares y el siguiente paso es producir en Inbiomed grandes cantidades de esta piel híbrida que, en última instancia, conmutará la muerte a la que están condenados los enfermos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones