Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Un equipo de 40 físicos estudia el origen del universo a 2.500 metros bajo tierra

Bajo el macizo de El Tobazo se pretende detectar la materia oscura

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 7 agosto de 2008
El proyecto pionero en España, por los novedosos detectores que incluirá en sus experimentos, intentará detectar la materia oscura y descifrar "por qué, a lo largo del tiempo, ha sobrevivido en el Cosmos más materia que antimateria", según ha explicado María Concepción González García, profesora de ICREA (Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançat) en la Universidad de Barcelona y coordinadora del proyecto CUP (Canfranc Underground Physics), que se desarrollará en el Laboratorio Subterráneo de Canfranc.

El director del experimento más importante del proyecto será el profesor de investigación del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), Juan José Gómez Cadenas, del Instituto de Física Corpuscular. La solución del proyecto puede ser de relevancia para explicar por qué el Universo actual se compone de materia y no de antimateria.

A 2.500 metros bajo el macizo del El Tobazo (Huesca) los 40 físicos implicados estudiarán el origen del universo y su composición. Esta iniciativa, se enmarca dentro del programa del Gobierno "Consolider in genio 2010" para promoción de la investigación. La peculiaridad de este laboratorio es su blindaje natural de roca que lo protege del ruido de fondo, rayos cósmicos y procesos radioactivos.

Misterios entorno a la materia oscura

Según la coordinadora del proyecto, se pretenden desvelar misterios relacionados con la materia oscura, de la que se conoce únicamente su existencia debido a "sus efectos gravitatorios a grandes escalas", ya que "no interactúa con la radiación, y no se puede ver". Por ello, "para verificar la existencia de la materia oscura, habría que ser capaces de detectar directamente una interacción de este tipo de partículas con un detector".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones