Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas

Un Halloween seguro para el perro en cinco pasos

La fiesta de Halloween implica peligros para los canes, desde los chocolates y dulces que se reparten que son tóxicos para ellos, hasta el riesgo de escapadas o accidentes

img_halloween perros gatos

La fiesta de Halloween conlleva algunos peligros serios para el perro. Algunos están ocultos en las comidas típicas de esta noche y otros se refieren al riesgo de escapadas por un descuido durante su celebración. El chocolate, tan habitual en Halloween, es tóxico para los canes. Pero no solo eso: muchos de los dulces que se reparten en la velada del “truco o trato” contienen un azúcar llamado xilitol, que puede incluso provocar la muerte del animal. En el siguiente artículo se tratan los peligros de la noche de Halloween para el perro y cómo protegerlo de ellos en cinco pasos.

Imagen: adogslifephoto

1. Dulces y comidas peligrosas

Algunos caramelos contienen xilitol, una sustancia tóxica para perros, que causa convulsiones e incluso la muerte del animal

Algunos dulces repartidos durante el "truco o trato" pueden ser muy peligrosos para el perro. Entre otros ingredientes, muchas de estas golosinas pueden contener xilitol, un edulcorante utilizado en dulces y caramelos, que puede resultar perjudicial para la mascota. "Aunque el xilitol es seguro para las personas, tiene efectos laxantes si lo ingerimos en grandes cantidades. Para los canes, sin embargo, el xilitol resulta muy tóxico incluso en pequeñas cantidades: esta sustancia puede provocar hipoglucemia (bajos niveles de azúcar en sangre), convulsiones, fallos renales e incluso la muerte del perro", explican los veterinarios de los hospitales de animales VCA.

Además, como en todas las celebraciones, se debe tener muy presente que hay una lista de comidas humanas peligrosas para los canes. Entre estos alimentos perjudiciales se encuentran las uvas y las pasas (en exceso), la cebolla, el ajo y la cafeína, entre otras.

2. El chocolate es peligroso para los perros

El chocolate, tan consumido durante la noche de Halloween, estará mejor lejos de estos animales. Muchos de los dulces y pasteles que se reparten durante esta fiesta tienen chocolate y otros ingredientes peligrosos para el perro. Y es que el chocolate contiene dos sustancias tóxicas para el can: la cafeína y la teobromina. "La teobromina del cacao es una sustancia similar a la cafeína que es peligrosa para los perros y que, incluso, puede provocar su muerte si la intoxicación es importante", detalla la Fundación Vasca para la Seguridad Agroalimentaria en un estudio sobre esta sustancia.

Cafeína y teobromina aceleran la actividad del sistema nervioso central del can, le aumentan el ritmo cardiaco y suben su presión sanguínea. Esto explica por qué los primeros síntomas de una intoxicación por chocolate en perros sea la ansiedad, una actividad muy acelerada, convulsiones en caso de gravedad y, con suerte, el vómito del chocolate ingerido. La visita al veterinario es urgente en todos los casos.

3. ¡Cuidado con las fugas!

Imagen: Pets Adviser

El "truco (dulce) o trato (treta)" (trick-or-treat) de esta noche invita a los niños a recorrer las casas para pedir dulces, galletas y chocolates a sus vecinos. Pero, ¡ojo! Cada vez que la puerta suena durante Halloween, es importante recordar que el can puede escaparse entre el despiste causado por la confusión de la fiesta. y una fuga del perro puede implicar la pérdida del animal e incluso un accidente o su atropello.

¿Algunos consejos? El can estará más tranquilo si se queda en el salón. Pero hay más trucos expertos para evitar que el perro se pierda o escape durante un descuido.

4. Chapas con identificación

El microchip canino es un dispositivo electrónico del tamaño de un grano de arroz que permite identificar al perro (su casa, familia y teléfono de contacto) con ayuda de un lector adecuado. Estos lectores obran en manos del veterinario y de la policía local. Pero, ¿qué ocurre si el can se escapa durante la fiesta de Halloween y no tiene la suerte de toparse pronto con un agente local?

Las chapas identificativas para perros, así como los collares con el teléfono de la familia impreso, resultan de gran ayuda cuando el animal se aleja, se escapa de casa o se despista entre el barullo de la celebración. Si el can cruza la puerta de la vivienda, la chapa o collar con el teléfono del amo servirá para que pueda regresar antes sano y salvo con su familia.

5. El veterinario cerca

El teléfono del veterinario debe estar siempre a mano: anotado en la nevera, dentro de la agenda de contactos del móvil e incluso en el llavero de casa. Una llamada rápida al veterinario puede salvar la vida del perro en caso de accidente o intoxicación durante Halloween. Cuando se sospecha que la mascota ha tomado chocolate o caramelos, es importante llamar al veterinario incluso antes de que aparezcan los síntomas de una posible intoxicación.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones