Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Aparecen muertos por contaminación más de 3.000 cisnes en una reserva natural de Chile

Los ecologistas acusan de este desastre ecológico a la instalación de una planta de celulosa en la zona

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 26 noviembre de 2004
Organizaciones ecologistas, políticos y veterinarios han denunciado la muerte por contaminación de más de 3.000 cisnes de cuello negro, de un total de 6.000, en una reserva natural de la ciudad de Valdivia, en el sur de Chile.

El presidente del Instituto de Ecología Política (IEP), Manuel Baquedano, aseguró que la responsable de este desastre ecológico es la planta de Celulosa Arauco y Constitución, del grupo económico chileno Angelini, que comenzó a funcionar a principios de año en Valdivia.

La reserva "Carlos Anwandter" fue creada legalmente en 1981 y su formación está ligada al terremoto de 1960, el cual provocó el hundimiento de grandes terrenos en Valdivia, lo que originó nuevas formaciones acuáticas en la zona. Así surgió un humedal que es actualmente un importante hábitat para miles de aves.

Daño irreversible

Baquedano señaló que era evidente que la planta de celulosa descargaría en el río Cruces sus residuos líquidos y dañaría la flora y fauna típica de la zona, "pero lo peor es que el daño es irreversible y se extenderá a otras especies por el consumo de las aguas contaminadas", recalcó.

Según el veterinario Jorge Ruiz, dedicado a investigar la vida silvestre y ornitólogo de Valdivia, desde que la planta se puso en marcha "se han observado cambios en las aves y en los últimos meses han muerto más de 3.000 de los 6.000 cisnes que había en la reserva".

En estos momentos se está a la espera de un informe del Servicio Agrícola y Ganadero y de la Comisión Nacional del Medio Ambiente sobre el efecto de los residuos de la planta en el ecosistema de la zona.

En cualquier caso, el alcalde de Valdivia, Bernardo Berger, recordó que "aquí hay una responsabilidad suscrita por el Gobierno chileno en el Tratado de Ramsar -para la protección de humedales- y que debe hacerse cumplir sea quien sea el responsable".

Hace dos semanas, miles de personas marcharon por las calles de la ciudad en protesta por el desastre ecológico que está ocurriendo en la reserva natural, de la que día a día se sacan más de quince cisnes muertos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones