Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Áreas protegidas en España: cada vez menos inversión

La inversión en áreas naturales protegidas españolas ha descendido en los últimos años y algunos de sus hábitats y especies están en mal estado, según un estudio

img_garajonay 1

La inversión en áreas naturales protegidas españolas, tanto en parques nacionales como naturales, ha bajado de forma significativa en los últimos años. Así lo indica un reciente informe de Europarc, una organización que desde 1973 reúne a instituciones dedicadas a la gestión de áreas protegidas en 38 países europeos. El estudio también señala el mal estado de especies o hábitats en algunas áreas protegidas o el descenso pronunciado en el número de empleados encargados de la gestión y el mantenimiento. Este artículo explica que cada vez hay menos recursos para las áreas protegidas, subraya que declarar nuevas áreas protegidas no es suficiente e indica cuáles son los principales datos sobre áreas protegidas en España.

Cada vez menos recursos para las áreas protegidas

La inversión en parques nacionales fue en 2012 de 91 euros por hectárea (ha), frente a los 248 euros en 2010. En parques naturales la inversión fue aun menor, al reducirse a los 19 euros/ha frente a los 26 euros/ha de 2010. Así lo señala el "Anuario 2013 del estado de las áreas protegidas en España", presentado en fechas recientes por Europarc-España, la Sección española de la Federación Europarc.

El número de empleados de los parques en 2012 se estima en al menos 1.400 personas, frente a las 4.000 personas de 2005

El estado de conservación de especies y hábitats de la Red Natura 2000, el principal instrumento de la política europea para proteger la biodiversidad, está "aún lejos del óptimo deseable, con proporciones muy altas de especies o hábitats en estado malo o inadecuado. Esto pone de manifiesto la necesidad de implementar medidas específicas de conservación eficaces", según el estudio.

Asimismo, los responsables del informe señalan un retroceso en los medios dedicados a su gestión y mantenimiento. El número de empleados de los parques en 2012 se estima en al menos 1.400 personas. Esta cifra es inferior a las 4.000 personas estimadas en 2005 y las más de 2.300 personas, en 2010. En cuanto a los planes de gestión, la mitad de los parques naturales siguen sin uno y sólo un 15% de la Red Natura 2000 cuenta con planificación.

La superficie y número de espacios naturales protegidos declarados ha descendido de forma llamativa en los últimos tres años: de casi 300.000 hectáreas nuevas y una veintena de nuevas áreas, se ha pasado en 2013 a no llegar a las 50.000 hectáreas y tres nuevas áreas.

Declarar nuevas áreas protegidas no es suficiente

España fue pionera en la declaración de espacios naturales protegidos y es uno de los países europeos con más superficie preservada: supera los siete millones de hectáreas bajo la legislación específica (el 12,9% del país). Entre 1990 y 2012, el número de espacios naturales protegidos se multiplicaba por 7 y su superficie se triplicaba. Al incluir el desarrollo de la Red Natura 2000, la superficie protegida alcanza el 27,21% (España es el país que más superficie aporta a esa Red de toda la UE). La protección de áreas marinas es del 1,03%, cifra que se elevará al 8% próximamente.

Carles Castell, presidente de Europarc-España, subraya que la declaración de áreas protegidas no es suficiente: "Para desarrollar todo su potencial, es preciso gestionarlas eficazmente, con mecanismos de seguimiento y evaluación. Para ello no sólo necesitamos un buen marco legislativo, sino medios adecuados económicos y humanos para alcanzar los ambiciosos objetivos que marcan las políticas de conservación". El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) de Naciones Unidas establece como objetivo para 2020 conservar al menos el 17% de las áreas terrestres del mundo y el 10% de las áreas costeras y marinas mediante una red mundial de áreas protegidas.

Castell recuerda el valor de contar con áreas protegidas de calidad: "Además de su imprescindible papel para la conservación de la biodiversidad, tienen valores inmateriales y son activos fundamentales en la provisión de servicios básicos para la sociedad, como agua limpia, alimentos sanos, disminución de riesgos naturales, etc."

Áreas protegidas en España: principales datos

España cuenta con 1.905 espacios naturales protegidos: 15 parques nacionales, 149 parques naturales, 291 reservas naturales, 328 monumentos naturales, 53 paisajes protegidos y 1 área marina protegida, además de otras figuras utilizadas sólo en algunas comunidades autónomas. La Red Natura 2000 está compuesta por 1.802 lugares, el 42% coincidentes con espacios ya protegidos por la legislación nacional y autonómica.

En el apartado de figuras internacionales destacan las Reservas de la Biosfera, cuyo número y superficie ha aumentado en los últimos años. En el periodo 2012-2013 se declararon cinco nuevas en Canarias, Galicia, Asturias, Castilla y León y Cataluña.

La ordenación de los recursos naturales y la planificación de la gestión son claves en la implementación práctica de las áreas protegidas, destacan los autores del informe. El 66% de los parques nacionales y el 84% de los parques naturales tienen PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales). El 73% de los parques nacionales y el 52% de los parques naturales tienen PRUG (Plan Rector de Uso y Gestión).

Los parques españoles reciben al menos 21 millones de visitantes, de los que 9,5 millones corresponden a los parques nacionales. Las áreas protegidas son una fuente de empleo "verde": de los 119 parques acreditados en Europa con la Carta Europea de Turismo Sostenible en espacios naturales protegidos, 38 están en España. Esta certificación contribuye al mantenimiento de al menos mil puestos de trabajo.

Andalucía es la comunidad autónoma con mayor superficie de espacios protegidos (1.786.577 ha), seguida de Cataluña (1.067.980 ha) y Castilla y León (837.986 ha). Al fijarse en el porcentaje de superficie terrestre protegida respecto al territorio total de la comunidad, las Islas Canarias encabezan esta clasificación, con un 41,67% de su territorio protegido, seguido de La Rioja (33,02%), Cataluña (30,70%) y Cantabria (29,15%).

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones