Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El huracán “Emily”, en su máximo nivel, amenaza la Península de Yucatán

La región se prepara para el peor ciclón de los últimos 17 años

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 17 julio de 2005
La Península de Yucatán (México) se prepara para enfrentarse al huracán "Emily", que alcanzó su máximo nivel y es el peor ciclón de los últimos 17 años desde que "Gilbert" provocó enormes destrozos y al menos 90 muertes en 1988. La titular mexicana del Sistema Nacional de Protección Civil, Carmen Segura, advirtió que "Emily" tiene un gran potencial de destrucción, por lo que se han tomado todas las medidas de prevención en la Península de Yucatán. El presidente de México, Vicente Fox, suspendió sus actividades para los próximos dos días para estar atento a la evolución de los acontecimientos en las próximas horas.

Segura dijo que todas las dependencias del Gobierno se mantienen atentas y participan de manera coordinada para dar respuesta a todas las eventualidades a fin de evitar que se produzcan pérdidas de vidas humanas. Las autoridades han instalado unos 2.840 refugios anticiclónicos en los estados de Quintana Roo, Yucatán y Campeche, con capacidad para unas 340.000 personas. Segura precisó que en Quintana Roo se establecieron 1.092 albergues para 181.000 personas, en Yucatán 1.108 refugios para 70.000, y en Campeche 646 para 85.000.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) señaló en su más reciente informe que el ciclón es "extremadamente peligroso", con un índice de peligrosidad "severo" debido a que ha intensificado su fuerza. El huracán, que a su paso por la costa sur de Jamaica el sábado era de categoría cuatro y llevaba vientos sostenidos superiores a los 250 kilómetros por hora y rachas de hasta 290, mantiene su rumbo hacia la Península de Yucatán, donde se espera que llegue en las próximas horas.

El SMN aclaró que un huracán con categoría cinco tiene un enorme poder destructivo, puede provocar "el derrumbe total de techos en muchas residencias. Algunos edificios se desmoronan por completo y el viento se lleva las construcciones pequeñas".Además, señalaron que los pisos bajos de todas las estructuras situadas a menos de cuatro metros por encima del nivel del mar pueden sufrir daños graves en una "distancia de hasta 460 metros de la costa".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones