Entrevista

Juan Negrillo, representante de Al Gore en España

España es un país especialmente vulnerable al cambio climático
Por Alex Fernández Muerza 12 de septiembre de 2007
Img negrillo
Imagen: Death and gravity

Juan Negrillo (Málaga, 1972) es el único español de entre las mil personas formadas personalmente por el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore para dar a conocer en todo el mundo el cambio climático, esa “verdad incómoda” de la que alerta en su documental. Interesado desde sus tiempos universitarios por los temas tecnológicos y medio ambientales, Negrillo participa, además de en el Climate Project de Gore, en la organización de la Campus Party o del Encuentro sobre energía, municipio y calentamiento global (EMCG). Su cruzada podría ser en los próximos meses no tan solitaria, ya que Al Gore se ha comprometido a formar en noviembre, tras recoger el premio Príncipe de Asturias, a 200 personas que quieran transmitir en España su mensaje.

Usted se quejaba recientemente de la falta de voluntad política y de concienciación ciudadana en España para adoptar medidas que frenen el cambio climático.

En estos momentos sigue habiendo en España, o bien fuegos artificiales, o bien indecisiones sobre lo que hay que hacer
En este problema se pueden tomar 3 vías: La de la negación del mismo, que se da en muy pocos casos; la de tomar medidas de “fuegos artificiales” que no acaban de atacar al problema; y la de adoptar medidas reales. En estos momentos sigue habiendo, o bien fuegos artificiales, o bien indecisiones sobre lo que hay que hacer. Falta más coraje político.

¿Qué opina de la reciente polémica sobre los datos erróneos de CO2 del Instituto Goddard de la NASA?

A pesar de ello, hay una cantidad de datos abrumadora. Las mediciones de CO2 de forma diaria y real se llevan haciendo desde 1958, y hay datos suficientes, más los que se han podido averiguar de hace miles de años. Y todos dicen lo mismo: Es un hecho demostrado que hay una correlación entre la concentración de CO2 en la atmósfera y la temperatura. Además, estamos emitiendo gran cantidad de CO2 y estamos destruyendo sumideros naturales de CO2, por lo que la concentración de este gas en la atmósfera aumenta. Otra cosa es discutir qué puede pasar a consecuencia de ese aumento de la temperatura, aunque los científicos no tienen demasiadas dudas de que a partir de 2 grados comienza a ser catastrófico.

Un periodista de la Fox, Steven J. Milloy, ofrece 100.000 dólares a cualquiera que pruebe científicamente, sin dejar dudas, que el ser humano está provocando el “catastrófico” cambio climático. ¿Por qué no se ha presentado nadie?

Los científicos no tienen demasiadas dudas de que el aumento de temperatura a partir de 2 grados comienza a ser catastrófico
Cualquiera puede montar un circo. Hay artículos publicados en revistas científicas que vienen a decir, con un noventa y tantos por ciento de confianza, que el origen del calentamiento global es antropogénico, causado por el ser humano. La Ciencia no funciona afirmando cosas con un 100% de certeza, y algo que para un científico tiene un noventa y pico por ciento de posibilidades, para la gente de la calle es algo que va a pasar seguro.

El G8 se reunía en Alemania y parece que se comprometía, EEUU incluido, a rebajar las emisiones de GEI. ¿Cree que van a cumplirlo?

Estoy bastante seguro de que Bush no va a cambiar nada en el año y medio que le queda. Hay medidas para quedar bien delante de la opinión pública, y es lo que está haciendo. Pero también estoy convencido de que quien venga detrás de él va a poner medios para que Estados Unidos tire del carro, porque es la única forma de solucionarlo. EEUU es la primera economía mundial y tiene el poder para que el resto de países vayamos detrás. Una labor alemana o inglesa, que están bastante por la labor, no es suficiente si EEUU no tira de ese carro, que haga también que países como China o India se suban a él.

¿Cómo va a afectar el cambio climático a España?

Una labor alemana o inglesa, que están bastante por la labor, no es suficiente si EEUU no tira de ese carro
España es un país especialmente vulnerable por su situación: Es una frontera entre climas muy diversos, como el africano o el continental-europeo. En los próximos 30 a 50 años, como los climas se están desplazando al norte, puede suceder que en el sur de la península nos encontremos un clima totalmente africano, y en el norte un clima más mediterráneo que atlántico. Además, es un país con gran cantidad de costa, un elemento muy vulnerable al cambio climático. Otro motivo de preocupación es que al estar cerca de África estamos expuestos a recibir de allí virus, infecciones, plagas que allí puedan generarse.

Algunas consecuencias del cambio climático parecen contradictorias. Por un lado, se nos dice que van a subir las temperaturas, y por otro, que podríamos sufrir una nueva edad de hielo.

El sistema climático mundial no es lineal, sino que un cambio en el equilibrio climático de la Tierra va a provocar que ésta trate de devolver ese equilibrio, y eso en algunos lugares puede provocar fenómenos como sequías, o más calor, y más frío o inundaciones en otros lugares.

Si usted tuviera poder de decisión, ¿qué haría para evitar el cambio climático?

En los próximos 30 a 50 años puede suceder en España que en el sur nos encontremos un clima totalmente africano, y en el norte un clima más mediterráneo que atlántico
En primer lugar, tratar de alejarnos de la dependencia energética a los hidrocarburos. La energía es imprescindible, y cada vez vamos a necesitar más, por lo que tenemos que buscar otros métodos de conseguirla y distribuirla. Y no sólo por razones medioambientales, sino también geopolíticas: Esa dependencia nos hace muy débiles en España por ejemplo. Y en segundo lugar, tratar de fomentar un cambio en la sociedad, dando incentivos a los ciudadanos para que cambien los hábitos perjudiciales.

Supongo que habrá hablado con Al Gore después de que le concedieran el Príncipe de Asturias. ¿Qué opina sobre España en el tema del cambio climático?

Sí, y está encantado con el premio. Se interesa mucho por cómo se están haciendo aquí las cosas, y su impresión es que se podría hacer mucho más para avanzar.

Algunos expertos han criticado el documental al considerar algunos datos sensacionalistas y demasiado catastrofistas.

Gore se interesa mucho por cómo se están haciendo aquí las cosas, y su impresión es que se podría hacer mucho más
Las imágenes que se presentan son reales. Con el calentamiento global los fenómenos atmosféricos se extreman: hay más sequías, más lluvias, la potencia de los huracanes y de las tormentas tropicales crece y se generan donde antes no ocurrían. También hay un riesgo evidente de que aumente el nivel del mar, y en el documental se refleja cuáles serían las consecuencias de dicha subida. En definitiva, se trata de transmitir una idea muy importante: Si seguimos así, podemos llegar a un punto de no retorno en el que no podamos hacer nada por cambiar las cosas, y es lo que tenemos que evitar actuando antes. Por lo tanto, no es catastrofista, sino realista; la realidad es muy terca. Además, se trata de transmitir estas ideas con el lenguaje de hoy día.

¿Cree por tanto que estamos a tiempo de prevenir el cambio climático?

Aquí vuelvo a fiarme de lo que dice la mayoría de los científicos: Aún tenemos por delante unos 8 o 10 años para reaccionar y para cambiar las cosas. Eso no significa sentarse y buscar soluciones dentro de 10 años, sino que hay que empezar ya a trabajar. Hay fenómenos que ya no se pueden revertir, pero los más graves sí que podemos aún evitarlos. La realidad va a llevar por ahí a los dirigentes. En cualquier caso, va a hacer falta un liderazgo mundial que no hay en estos momentos para cambiar las cosas, pero tengo la sensación que ese o esos personajes van a aparecer en breve en la escena política.

¿Hasta qué punto los consumidores podemos contribuir a ello? ¿No es algo que se nos escapa, más propio de decisiones gubernamentales de alto nivel?

Tenemos por delante unos 8 o 10 años para reaccionar y cambiar las cosas. Eso no significa buscar soluciones dentro de 10 años, sino que hay que empezar ya a trabajar
Dejando claro que para solucionar el problema hace falta un compromiso político y de gobierno muy fuerte, y que son los que tienen la palanca para cambiar las cosas, hay dos cuestiones muy importantes de cara a los consumidores. Por un lado, hay muchas decisiones que dependen de ellos, y en las que sí pueden hacer algo. El ejemplo más obvio es el de las bombillas: El consumidor puede elegir las de bajo consumo frente a las incandescentes. No se trata de no consumir, sino de hacerlo de forma más responsable. Por otro lado, se puede ahorrar, que no sólo le viene bien al bolsillo sino también al medio ambiente. También se puede fijar en el tipo de materiales o de embalajes de los productos. En definitiva, si todos los consumidores tienen una misma dirección, pueden incidir en el mercado. Y también, los consumidores como ciudadanos pueden exigir que nuestros representantes políticos se tomen en serio este tema.

También se han oído voces que afirman que en realidad se trata de una hábil campaña política para derrocar a Bush, porque en su época tampoco hizo nada al respecto.

Gore no ha necesitado el tema del cambio climático para levantar la voz contra Bush porque ya lo ha hecho en otros temas. Además, Gore lleva escribiendo y hablando sobre estos temas desde hace 20 años. En el libro “La Tierra en la balanza”, publicado en 1992, viene a decir lo mismo que ahora en el documental. Durante su mandato hizo bastantes cosas: Se aprobaron algunas leyes de calidad ambiental importantes en EEUU, representó a su país en el Protocolo de Kyoto, etc. Y si no hizo más fue en parte por lo mismo que le pasa a Bush ahora: Tener un Senado y un Congreso opuestos.

Entonces, ¿ese Senado y Congreso no le pueden hacer lo mismo a Bush?

Los consumidores pueden incidir en el mercado y exigir que nuestros representantes políticos se tomen en serio este tema
Sí; de hecho lo están haciendo con muchas cosas. Hace unas semanas, el Senado ha aprobado una ley muy importante donde se empiezan a fijar límites mínimos sobre el porcentaje de uso de biocombustibles, y en general de energías renovables. Creo que ya habían aprobado que un 15% de la energía eléctrica en unos años tenga que venir de renovables. Lo que pasa es que Bush no ha tenido durante 6 años un contrapoder, lo que le ha permitido hacer lo que le ha venido en gana.

¿Cuántas conferencias ha dado ya?

Desde febrero cuando empecé, he dado ya unas 40, y tengo previstas más, aunque creo que tendré que reducir el ritmo. Pero la buena noticia es que cuando Al Gore venga a recoger el premio Príncipe de Asturias se va a quedar unos días más para formar a unas 200 personas en España, para que puedan impartir su conferencia, al igual que he hecho yo. Por ello, a partir de noviembre, vamos a tener una capacidad de dar más de 2.000 conferencias el próximo año.

¿Qué tienen que hacer estas personas?

Bush no ha tenido durante 6 años un contrapoder, lo que le ha permitido hacer lo que le ha venido en gana
Utilizar el material preparado por Gore, y comprometerse a dar un mínimo de 10 charlas al año y a no cobrar por ello, salvo los gastos de desplazamientos. También vamos a intentar para la parte española contar con unos patrocinadores y empresas que colaboren con nosotros, y que de ahí podamos contar con un dinero para que algunas de esas 200 personas puedan tener ordenadores, disponibilidad, etc.