Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Miles de personas se manifestaron ayer en contra del Plan Hidrológico Nacional y del Trasvase del Ebro

Pidieron una "nueva cultura del agua" cinco días antes de la cumbre europea de Barcelona

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 11 marzo de 2002
img_PHNp
Un auténtico río de gente corrió ayer por el centro de Barcelona para recordar una vez más al Gobierno y a la Generalitat su desacuerdo con el Plan Hidrológico Nacional (PHN) y el Trasvase del Ebro, por dos razones fundamentales: una económica y la otra medioambiental. Desde toda Cataluña, Aragón, Murcia, Valencia y La Rioja afluyeron durante toda la mañana miles de manifestantes -unos 400.000 según los organizadores, algo menos de la mitad según la Guardia Urbana- que, bajo el lema "Por una nueva cultura del agua", celebraron la jornada festiva convocada por más de medio centenar de organizaciones.

La manifestación comenzó minutos después del mediodía en la plaza de Cataluña y concluyó hora y media más tarde en la plaza de la Catedral. Iba encabezada por un gran tubo en forma de nudo -símbolo de su rechazo al trasvase- y la pancarta con el lema principal en castellano y catalán, que sostenían el presidente de la Plataforma en Defensa del Ebro, Manolo Tomás, y líderes políticos y sindicales de Cataluña y Aragón. En la marcha participaron, además, entre otros, el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias; el presidente del PSC, Pasqual Maragall; el diputado de la Chunta Aragonesista José Antonio Labordeta; los dirigentes de Izquierda Unida Gaspar Llamazares y Francisco Frutos, así como artistas, científicos o europarlamentarios contrarios al PHN, algunos de los cuales leyeron manifiestos al final de la manifestación.

Los manifestantes, muchos de los cuales lucían camisetas y pañuelos azul marino con el signo del tubo en forma de nudo, corearon consignas durante el recorrido como "el río es vida, no al trasvase" o "que no nos roben el agua". Asimismo, criticaron "la hipocresía de la Generalitat, el PSOE y el PP".

Salvar el Ebro

Este acto, que tuvo su paralelo en una concentración en la plaza del Pilar de Zaragoza, se produce a cinco días de la celebración en la Ciudad Condal de la cumbre europea, motivo por el cual unos 4.000 periodistas se encuentran ya en la capital catalana.

Según aseguró Pasqual Maragall, uno de los objetivos de esta cumbre es "salvar el río Ebro, porque se pretende que todo el crecimiento de los mercados europeos y todo el mantenimiento de cohesión social se haga de manera sostenible. Así pues, es difícil que tras el encuentro se siga con esta política, no sólo en España, sino en toda Europa".

Por su parte, el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, afirmó que no estaba dispuesto a tolerar "una expropiación del Ebro para nada" y añadió que "aragoneses y catalanes somos conscientes de lo que nos jugamos". El presidente de la Plataforma en Defensa del Ebro, Manolo Tomás, auguró nuevas protestas, tras el final de este ciclo de lucha, si la Unión Europea aporta fondos para financiar el trasvase.

Mientras tanto, en la capital aragonesa se daban cita unas 30.000 personas que reivindicaron el fin de "una grave amenaza" y rechazaron el "absolutismo de la mayoría parlamentaria popular", tres días después de la presentación del trazado definitivo del trasvase por el ministro Jaume Matas. También hubo una pequeña manifestación del mismo signo en la plaza del Torico de Teruel. En Madrid, el secretario de Estado de Aguas, Pascual Fernández, declaró ayer domingo que respetaba a los manifestantes de Barcelona, aunque no entendía "que pidan una nueva cultura del agua, cuando precisamente es lo que hace el Gobierno con el Plan Hidrológico Nacional".

Fernández se centró, sin embargo, en la intervención del PSOE en la manifestación, que en su opinión reafirma la "ceremonia de la confusión" creada por este partido durante el debate del plan, ya que "secretarios generales de diferentes comunidades autónomas y con argumentos totalmente diferentes piden que no se financien las obras y lo contrario".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones