Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Nick Nuttall, portavoz del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)

Somos testigos de una sexta extinción impulsada por los seres humanos

Con sede en Nairobi (Kenia), el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA o en sus siglas en inglés UNEP) es la principal institución internacional en el área medioambiental. Creada por Naciones Unidas en 1972, el PNUMA elabora estudios, iniciativas y políticas para mejorar el medio ambiente mundial y fomentar el desarrollo sostenible. Su portavoz y responsable de Comunicación, Nick Nuttall (Rochdale, Lancashire, Reino Unido, 1958) considera que una institución como la suya tiene más razón de ser que nunca ante problemas como el cambio climático o la pérdida de la biodiversidad, que requieren soluciones globales. Antes de su trabajo en el PNUMA, Nuttall fue corresponsal de Medio Ambiente y Tecnología del diario británico The Times durante más de una década.

¿Cuáles son las principales preocupaciones del PNUMA en estos momentos?

El debate sobre el cambio climático ahora es cómo la comunidad mundial se mueve para conseguir el 80% de reducción de emisiones necesarias para estabilizar la atmósferaEl cambio climático es la preocupación más importante, pero no la única. La rápida pérdida de biodiversidad, incluyendo las reservas pesqueras mundiales, tiene también una alta prioridad.

¿Es muy grave la reducción de la biodiversidad?

Si sobre el cambio climático se puede afirmar que el mundo está empezando a dar un giro, sobre la biodiversidad no se puede decir lo mismo. La respuesta global a la pérdida de biodiversidad ha suspendido de lejos para hacer frente a la escala y magnitud de esta crisis: Somos, según los científicos, testigos de una sexta extinción, impulsada en esta ocasión por los seres humanos.

¿No se pueden tomar medidas para impedirlo?

El IPCC ha estimado que con una inversión del 0,2% del PIB mundial en los próximos 30 años se transformaría la economía actual en más respetuosa con el climaHay muchas medidas que se pueden tomar, incluyendo estrategias de reducción de la pobreza e impulsando la creación de áreas protegidas, especialmente reservas marinas, que actualmente cubren menos del 0,5% de la superficie del planeta.

Ligado a este problema se encuentra el tráfico ilegal de especies. ¿Cómo se puede impedir que los contrabandistas actúen tan fácilmente?

Mediante el reforzamiento de las aduanas en los puertos clave, aeropuertos y fronteras. Las naciones tienen que trabajar juntas a través de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) para conseguir mayores éxitos. Por su parte, el PNUMA es también parte de la Iniciativa Aduanas Verdes que está ayudando a muchos países en desarrollo a reforzar su respuesta no sólo al comercio ilegal de vida salvaje, sino también al de residuos tóxicos, electrónicos y productos químicos prohibidos.

Volviendo al tema del cambio climático, algunas fuentes consideran que se están exagerando sus consecuencias. ¿Cuál es la posición del PNUMA?

Gran parte de los problemas medioambientales en los países en desarrollo son resultado del estilo de vida de los países más ricosLa controversia sobre si el cambio climático es real o no ha terminado con el trabajo del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), y quienes siguen dudando de esta realidad se basan más en cuestiones ideológicas que científicas. El debate ahora es cómo la comunidad mundial se mueve para conseguir el 80% de reducción de emisiones necesarias para estabilizar la atmósfera.

¿Por qué es necesaria una organización como el PNUMA?

Hay varias razones. Primero, la capacidad de analizar de manera imparcial los desafíos globales medioambientales a través de la perspectiva de todos los países -desarrollados, de rápido desarrollo y en desarrollo-. Asimismo, en el PNUMA encajan pluralidades tan diversas como agentes del sector privado, las ONG, las mujeres, los jóvenes o los grupos indígenas.

Sin embargo, hay gente que opina que organizaciones como la ONU no son eficaces para resolver los auténticos problemas mundiales. ¿Qué les diría a estas personas?

Los consumidores pueden ser una poderosa fuerza de cambio mediante sus decisiones de compra y evitando a las empresas que dañan al medio ambiente tanto en su país como en el extranjeroQue tienen que entender que la ONU es, en muchos sentidos, un reflejo del mundo, imperfecto y dañado, pero también capaz de lograr grandes cosas. En este sentido, la ONU tiene muchas historias de éxito. En el tema del cambio climático, tiene dos agencias, el propio PNUMA y la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que establecieron hace veinte años el IPCC. Este organismo, con más de 2.000 científicos, ha establecido un punto de referencia basado en la ciencia: El cambio climático está sucediendo, es «inequívoco». También ha perfilado los probables impactos desde el deshielo de los glaciares en el Himalaya hasta el incremento de inundaciones en ciudades como Nueva York. El IPCC también ha estimado la inversión necesaria para transformar la economía actual en más respetuosa con el clima: el 0,2% del Producto Interior Bruto mundial en los próximos 30 años.

Por otra parte, también fue la ONU quien estableció el tratado sobre el clima en 1992 y el Protocolo de Kyoto en 1997, o el Mecanismo de Desarrollo Limpio para compensar emisiones de CO2 mediante proyectos en países desarrollados. Asimismo, el 95% de los compuestos químicos que dañan la capa de ozono se han retirado desde el establecimiento por parte del PNUMA del Protocolo de Montreal, en 1987.

Algunas personas también consideran una frivolidad que los países ricos pidan a los pobres que frenen su desarrollo para respetar su medio ambiente. ¿Qué opina?

Uno de los desafíos principales de la sostenibilidad en la actualidad es el derroche, de energía y de recursos naturalesEl medio ambiente es crucial para el sustento y la actividad económica en muchos países en desarrollo. Por ejemplo, Kenya, sede del PNUMA, genera más de 500 millones de euros anuales y emplea un gran número de personas en un turismo basado en su naturaleza. Sin embargo, es cierto que gran parte de los problemas medioambientales en los países en desarrollo son resultado del coste que supone el estilo de vida de los países más ricos, como el cambio climático o los residuos tóxicos.

En este sentido, los datos sobre contaminación atmosférica y residuos tóxicos suelen ser preocupantes. ¿Desarrollo y medio ambiente son compatibles?

El desarrollo inteligente y el medio ambiente son perfectamente compatibles. Ahora bien, un desarrollo que compromete a la salud pública, que congestiona a la gente y a los bienes, y que produce una contaminación que daña los edificios y el entorno no puede ser considerado un desarrollo inteligente. Por ejemplo, la contaminación del aire es un problema en muchas ciudades del mundo y una amenaza creciente para la salud pública de las ciudades de rápido crecimiento en Asia, América Latina y África, con el incremento del tráfico como factor clave.

¿Cuáles serían las claves de este desarrollo inteligente?

Europa debería ser aplaudida en muchas sentidos por su compromiso en los temas climáticos y su amplia agenda medioambientalLa inversión en transporte público y transporte no motorizado, como andar o ir en bicicleta; planes urbanísticos inteligentes y más limpios o vehículos con combustibles alternativos, así como evitar dañar recursos económicos claves como los bosques y los sistemas marinos.

¿Qué pueden hacer los consumidores para proteger y mejorar el medio ambiente?

Los consumidores pueden ser una poderosa fuerza de cambio mediante sus decisiones de compra y evitando a las empresas que dañan al medio ambiente tanto en su país como en el extranjero. En muchos lugares del mundo, los consumidores están promoviendo una diferencia real apoyando el comercio justo y los productos y servicios con certificados ecológicos. Para ello, los consumidores necesitan datos contrastados para tomar decisiones informadas. Y ésta es la responsabilidad de los gobiernos, las ONG e instituciones como el PNUMA.

¿Cómo se puede llevar a cabo este cambio en el estilo de vida?

España es una parte importante de esta respuesta europea en el desafío climáticoUno de los desafíos principales de la sostenibilidad en la actualidad es el derroche, de energía y de recursos naturales. Necesitamos encontrar nuevas formas de hacer negocios en este planeta que dirijan los modelos globales de consumo y producción hacia una trayectoria más inteligente, en los que se reflejen al completo los costes medioambientales y sociales. Por ejemplo, un bosque es sólo una fuente de madera para una compañía de este sector. Sin embargo, también significa la pérdida de de un valor más amplio del bosque en términos de estabilización de los suelos, de regulación de los suministros de agua, de suministro de alimentos y medicinas para la población local, y de su función de eliminar la contaminación de CO2 de la atmósfera. Si se introducen estos valores más amplios en la industria maderera, tal vez los países, empresas y comunidades tomarán diferentes decisiones de cómo utilizar mejor estos recursos.

¿Cómo calificaría la realidad medioambiental de Europa?

Europa debería ser aplaudida en muchas sentidos por su compromiso en los temas climáticos y su amplia agenda medioambiental. En este sentido, sin la decisión de Europa de apoyar una estrategia de reducción de emisiones en un 20% – 30% si otros le siguen – no estaríamos probablemente donde estamos ahora.

¿Y en el caso de España?

En el PNUMA encajan pluralidades tan diversas como agentes del sector privado, las ONG, las mujeres, los jóvenes o los grupos indígenasEspaña es una parte importante de esta respuesta europea en el desafío climático. Es además un país activo en apoyar los esfuerzos del PNUMA para dar a los países africanos un mayor acceso a fondos financieros de los mercados del carbono y en asistirles a adaptar sus economías respetando el clima. España también es muy activa en las iniciativas sindicales para dar una solución al cambio climático.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto