Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Theo Oberhuber, portavoz de la Iniciativa Ciudadana en Defensa de los Parques Nacionales

Con los Parques Nacionales se quiere seguir el modelo del turismo costero insostenible

Más de un centenar de organizaciones y personas de distintos ámbitos sociales han puesto en marcha la Iniciativa Ciudadana en Defensa de los Parques Nacionales. Su portavoz, Theo Oberhuber, explica que quieren llamar la atención sobre el deterioro de los Parques Nacionales y sobre el proyecto de ley para estos espacios protegidos que «empeora su situación en vez de mejorarlo». Según Oberhuber, con esta nueva ley se abre la posibilidad de realizar prácticas en los PArques Nacionales (PN) que nada tienen que ver con la conservación, como la caza o las actividades económicas insostenibles. «Con el afán actual de buscar rentabilidad económica a toda costa, se acabarán destruyendo los espacios protegidos», sentencia.

¿Por qué se ha puesto en marcha la Iniciativa Ciudadana en Defensa de los Parques Nacionales?

En los últimos años se ha producido un deterioro en su conservación. Además, el proyecto de ley de Parques Nacionales empeora su situación en vez de mejorarlo. Por ello nos hemos unido personas de diferentes perspectivas, desde ecologistas hasta técnicos y personas que han tenido responsabilidad en espacios protegidos, para llamar la atención sobre esta situación.

¿En qué empeora su situación el proyecto de ley?

«En los últimos años se ha producido un deterioro en la conservación de los Parques Nacionales»No soluciona los problemas cada vez más graves de los parques; autoriza actividades hasta ahora prohibidas; fomenta actividades económicas con fines privados o de lavado de cara; da pie a disputas de competencias entre las comunidades autónomas (CC. AA.) que pueden paralizar su gestión, y que volvamos a estar expensas de una sentencia del Tribunal Constitucional, que no entiende de parques; y deja hueco para que se siga cazando en muchos PN a través del «control de poblaciones».

¿En qué consiste el «control de poblaciones»?

En teoría sirve para evitar posibles impactos negativos de determinadas especies en la vegetación, por ejemplo. Las medidas pueden ser muy diversas, pero en la práctica casi siempre se opta por matar a los ejemplares y que lo hagan cazadores, en lugar de técnicos con criterios científicos y controlado por la Administración. Estamos viendo cómo incluso se organizan cacerías en el PN vendiendo el derecho a participar con la excusa del control de poblaciones. Así que aunque en teoría la caza está prohibida en los PN, en la práctica se lleva a cabo.

¿La ley tiene algún elemento positivo?

La única aportación positiva es que mejora la labor de coordinación entre los distintos parques. Ahora su gestión la realizan las CC. AA., y cada una toma medidas por su cuenta, de forma que pierde sentido la red de PN.

¿Cuándo entrará en vigor?

Es posible que entre en vigor en el segundo semestre de 2014, pero dependerá de cómo vaya la tramitación.

¿Qué se podría hacer en un PN que pudiera tener un impacto ambiental?

«La caza está prohibida en los Parques Nacionales, pero en la práctica se lleva a cabo»Cazar en algunos parques, como Cabañeros; navegación con fines turísticos en Monfragüe (prohibida en la ley de declaración del parque); vuelo sin motor en Sierra de Guadarrama, etc. La ley cambiará en la tramitación, y pueden entrar nuevas excepciones. Por ejemplo, ya se ha dicho que se pueda navegar con barcas de remo en los lagos de Picos de Europa. Y si se mete una excepción, por qué no incluir más. Ya pasó con la Ley de Costas, que fue hasta peor con las enmiendas después. Habrá que estar atentos estos meses.

¿Cómo ha afectado la crisis económica a los PN?

La crisis ha afectado mucho. En los últimos años se han eliminado las subvenciones a las áreas de influencia. El Estado traspasa a las CC. AA. un dinero para la gestión. La totalidad de ese dinero no está yendo a los PN. En Canarias, por ejemplo, dedican ese dinero a otros fines que no se pueden saber, porque funciona con el sistema de caja única. No digamos que sea así, pero podría ser para cualquier cosa que no tiene que ver con el medio ambiente. El Ministerio no puede obligarles a dedicarlo en su totalidad a los PN. En algunas CC. AA. se reducen las reuniones de patronatos, hay retrasos enormes en la elaboración de planes de gestión. Faltan recursos.

¿No están a favor de iniciativas para incentivar la economía local en los PN, siempre que se garantice que sean sostenibles?

«En Canarias se destina dinero de los Parques Nacionales a otros fines que podrían no tener relación con el medio ambiente»La ley define actividades compatibles con ciertas limitaciones, y otras incompatibles, como cazar, pescar, aprovechamientos energéticos, tala con fines comerciales, etc. El problema es que luego pueden aparecer algunas que no están contempladas y que se quieran implantar, como la navegación turística. En otros espacios protegidos el objetivo es fomentar el desarrollo sostenible, mientras que en los PN es la conservación. Nos preocupa que en este afán actual de buscar rentabilidad a toda costa, con la excusa de generar puestos de trabajo y riqueza, se incluyan actividades insostenibles. Parece que todo vale. Se sigue con el mismo modelo que tuvo el turismo costero. Si en los espacios protegidos se masifica el turismo, se acabarán destruyendo los espacios que justifican la llegada de gente.

¿En qué estado de conservación se encuentran los PN?

De forma general, se puede decir que en buen estado. Recientemente ha empeorado un poco la gestión. Si se va a zonas concretas, hay cada vez más amenazas. En Doñana o en Daimiel hay problemas con el agua. También se nota un incremento del impacto por actividades humanas, como la romería de Doñana.

¿Qué ocurre con esta romería?

Cada vez hay más gente en el corazón del PN. Hay que saber poner límites. Una cosa es una romería tradicional, y otra una actividad masificada, con todoterrenos, donde se dejan miles de toneladas de basuras y las administraciones tienen que gastarse mucho dinero para limpiar. Cada vez hay más competiciones deportivas, como por ejemplo en el último parque declarado, el de Guadarrama, cerca de Madrid y Segovia. Una cosa es que vayan cuatro personas a andar por un PN, y otra que vayan mil a competir. Cada vez hay más puntos rojos, más amenazas. No se puede usar un PN para todo. Además, si se regula mal, como el de Guadarrama, se da pie a que haya este tipo de actividades.

Da la sensación de que se utilizan los PN como una marca publicitaria, como un reclamo para turistas.

No en todos, pero en algunos sí.

¿Cuáles son los principales peligros que afectan ahora a los PN?

En Doñana es la instalación de gaseoductos; en Aigüestortes, la masificación; en Canarias, la autorización de películas en zonas especialmente sensibles; en Picos de Europa, la guerra incomprensible contra el lobo, etc.

¿Qué ocurre con el lobo?

En Picos de Europa se les mata por la presión del sector ganadero. Si en algún lugar se tendrían que proteger a los lobos es en un PN. Es una pérdida de su objetivo inicial.

¿Cuáles son las propuestas de la Iniciativa Ciudadana en Defensa de los Parques Nacionales para la conservación de estos espacios naturales protegidos?

Hacer un pacto de Estado. Dejar los PN fuera de los conflictos políticos, de los intereses económicos, recuperar el objetivo inicial de la conservación, gestionarlos de forma participativa. Hay que fomentar la coordinación, en vez de los reinos de taifas de cada comunidad autónoma, y sentarnos todos los agentes sociales.

¿Qué pueden hacer los ciudadanos?

Reclamar a las administraciones, prestar atención a los PN, ser muy respetuosos cuando los visitan y poner el acento en la conservación.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto