Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Comprar y alquiler

Alquiler de coches para vacaciones

Para evitar problemas, antes de firmar el contrato del alquiler de un coche hay que conocer el seguro del vehículo, la forma de pago y la asistencia en carretera

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 8 agosto de 2005

En el momento de realizar un viaje hay numerosas personas que optan por viajar en tren o avión, en especial si se viaja fuera de nuestras fronteras. Una vez en el lugar de destino, alquilan un vehículo para moverse con mayor libertad. Para evitar encontrarse con problemas, antes de firmar el contrato que le permitirá circular con el coche de alquiler, es preciso conocer algunos detalles. Entre ellos, el tipo de seguro que tiene el vehículo, el modo de pago que se exige y de qué asistencia en carretera dispone en caso de sufrir algún percance.

Cuando se decide viajar sin vehículo propio y circular con un coche de alquiler, lo primero que hay que saber es dónde contratarlo. Es habitual que desde la misma agencia de viajes donde se contrató el viaje se pueda tramitar el arrendamiento de un coche. En cualquier caso, casi todas las compañías tienen oficinas en las terminales de los aeropuertos y en las estaciones de trenes o autobuses.

En general, las empresas establecen unos límites de edad para poder alquilar un vehículo. El límite mínimo se sitúa entre 20 y 23 años, y el máximo puede variar entre 65 y 75 años.

Las empresas establecen unos límites de edad para poder alquilar un vehículo

También es habitual que se exija que el arrendatario sea titular de una tarjeta de crédito. Las empresas de este sector no aceptan dinero en efectivo en el momento de realizar la contratación, y es preciso presentar una tarjeta, ya que así se dispone de una garantía en caso de que haya algún problema con el vehículo alquilado. Entre otras cosas, cargar al cliente todos los desperfectos que no entren en le seguro del coche.

Por esta razón, es esencial informarse de las coberturas incluidas en la póliza del auto, ya que nunca se sabe cuándo se puede sufrir un percance con un coche. En la mayoría de casos, la tarifa de alquiler comprende de forma automática, sin coste adicional alguno, el seguro obligatorio y el seguro complementario de responsabilidad civil con garantías ilimitadas por los daños y perjuicios frente a terceros derivados del uso y circulación del vehículo.

Esta cobertura abarca los daños ocasionados a las víctimas de un accidente del que el conductor sea el responsable. Sin embargo, no cubre los daños, pérdidas o cualquier otro perjuicio tanto en el equipaje como en el propio vehículo por accidente o robo.

Conviene, pues, pagar un poco más y extender estas coberturas con el contrato de un seguro de asistencia en viaje. Además, algunas compañías de alquiler de coches también ofrecen a sus clientes productos o paquetes completos de protección adicional o de exención parcial de responsabilidad por colisión o robo.

Comprobar antes de alquilar

Antes de recibir el vehículo es importante señalar hasta el más mínimo rasguño del exterior y en lo referente al interior comprobar el estado del depósito, del combustible, kilometraje, etc. Todo ello debe figurar por escrito junto con el lugar de entrega del automóvil. De esta manera queda prohibido variar cualquier característica técnica del coche, así como efectuar modificaciones de su aspecto tanto externo como interno, al igual que ordenar reparaciones en el vehículo sin la autorización expresa del arrendador.

Las empresas de alquiler ofrecen al cliente el vehículo con el depósito lleno. Por tanto, el arrendatario deberá devolverlo en las mismas condiciones asumiendo los gastos de combustible durante el periodo de alquiler. No obstante, si el cliente no devuelve el automóvil con el mismo nivel de carburante está obligado a pagar un recargo en función de los precios de combustible establecidos en la tarifa general vigente.

Fuera de España

Si nos trasladamos fuera de nuestro país y vamos a alquilar un vehículo es necesario conocer las normas de circulación del país de destino y llevar la documentación necesaria para poder alquilar el vehículo.

Conviene conocer las normas de circulación del país de destino

En algunos países, además de llevar un permiso de conducción válido es obligatorio portar el documento de registro del vehículo. En cuanto al permiso de conducir, si ha sido emitido en un país de la Unión Europea será válido en todos los demás estados miembros.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones