Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Derechos de los usuarios de parkings

En caso de pérdida del ticket, el usuario tendrá que probar su derecho sobre el vehículo para retirarlo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 27 noviembre de 2006
La Ley 40/2202, de 14 de noviembre, reguladora del Contrato de Aparcamiento de Vehículos, delimita cuáles son los aparcamientos objeto de la misma, así como los derechos y obligaciones de las partes.

Estarían dentro del ámbito de esta ley los aparcamientos en los que una persona cede, como actividad mercantil, un espacio en un local o recinto del que es titular, para el estacionamiento de vehículos de motor, a cambio de un precio determinado en función del tiempo de estacionamiento. En estos establecimientos se debe hacer entrega al usuario de un ticket a su entrada, abonándose, antes de la salida, el precio, que se determina en función del tiempo estacionado.

Excluidos del ámbito de regulación de esta ley estarían los estacionamientos en las denominadas zonas de estacionamiento regulado o en la vía pública, tanto si exigen el pago de tasas como si éstas no se devengaran, así como los estacionamientos en locales o recintos dependientes o accesorios de otras instalaciones, o que sean gratuitos, tales como los parkings de los centros comerciales, entre otros.

El titular deberá exponer de forma clara las tarifas de precios, horarios y normas de uso del aparcamiento, y disponer de hojas de reclamaciones a disposición del cliente

El titular del aparcamiento está obligado a entregar al usuario, un justificante o resguardo de aparcamiento en el que conste la identificación del vehículo y mención expresa a si el usuario hace entrega de las llaves del mismo. Tiene la obligación de restituir en el mismo estado en que le fue entregado el vehículo y sus componentes y accesorios que se encuentren incorporados funcionalmente de forma fija e inseparable.

El titular del parking no tendrá responsabilidad alguna sobre los accesorios no fijos y extraíbles, tales como radiocasetes, a no ser que cuente con un servicio de custodia, pudiendo en este caso el usuario exigir el pago de precios complementarios a la prestación del servicio. Asimismo, deberá exponer de forma clara las tarifas de precios, horarios y normas de uso del aparcamiento, y disponer de hojas de reclamaciones a disposición del cliente. Responderá de los daños y perjuicios causados por el incumplimiento de la ley frente al usuario y frente al propietario del vehículo.Si el vehículo permaneciera más de 6 meses estacionado se podría presumir su abandono y por tanto el titular del aparcamiento podría proceder a su retirada.

El usuario por su parte, tendrá la obligación de abonar el precio fijado para el aparcamiento antes de la retirada del vehículo y exhibir el justificante o resguardo del aparcamiento. En caso de pérdida, tendrá que probar su derecho sobre el vehículo para retirarlo. Será responsable de los daños y perjuicios que cause por incumplimiento de sus deberes o impericia en la conducción dentro del recinto, tanto al titular del aparcamiento como al resto de usuarios del mismo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones