Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

El RACC se muestra a favor de aplicar el límite de alcohol cero para conductores de transporte escolar

También reclama un reglamento de ensayo de sistemas de seguridad infantil para autocares

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 9 mayo de 2008
Con el objetivo de garantizar aún más la seguridad en los desplazamientos de la población infantil durante los transportes escolares, el Real Automóvil Club de España (RACC) se mostró ayer a favor de que el límite de alcoholemia para estos conductores sea cero. La asociación responde así a la masiva demanda planteada por los padres de los niños en el curso de una investigación sobre la seguridad vial infantil centrada en los autocares y desarrollada en colaboración con la empresa Jané.

Además de solicitar a las autoridades de Tráfico que incluyan una modificación en este sentido en el reglamento de conductores, las firmas que han llevado a cabo este estudio reclaman también un reglamento de ensayo de sistemas de seguridad infantil para autocares. De esta forma, existirían unos "requerimientos técnicos mínimos" que aseguren la protección de los sistemas de seguridad para niños en los autocares, señalaron los promotores de este trabajo.

El director técnico de la Fundación RACC, Pedro Sauret, explicó en una comparecencia informativa que los requisitos técnicos que se deben cumplir relativos a la protección de los ocupantes de autocares "se orientan a la seguridad de los adultos, pero no a la de los infantes". No hay una normativa técnica específica para la protección infantil en autocares, aseguró Sauret.

Soluciones en el mercado

El representante de la Fundación RACC detalló que en el mercado hay sistemas que permiten una mejor seguridad que los cinturones de dos y tres puntos para adultos existentes actualmente. Entre ello citó los cinturones de altura regulable, que permiten retener adecuadamente a los pasajeros a partir de tres años con un cinturón de tres puntos regulable en altura, y el cojín elevador anclado en el asiento, dirigido específicamente para niños entre tres y seis años. Asimismo mencionó las butacas con sistema de anclajes, para niños de nueve meses a tres años, y las sillitas ancladas al respaldo de la butaca, que sitúa a los niños de cero a tres años en el sentido contrario de la marcha.

Las colisiones frontales y los vuelcos constituyen los tipos de accidentes de autocar con víctimas más frecuentes, por lo que los sistemas de retención en transporte escolar "deben ser óptimos ante estas dos situaciones", afirmó Sauret. La solución actual para la seguridad infantil en autocar en Europa son los cinturones de dos y tres puntos, una solución que supone un avance respecto al pasado pero que todavía presenta "lagunas en cuanto a la lesividad que producen en los niños", según este experto. "No es suficiente. Hay que avanzar en soluciones técnicas y en reglamentación", concluyó Sauret.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones