Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Los concesionarios podrán abrir puntos de venta en cualquier lugar de la UE a partir del sábado

Faconauto cree que esta medida disminuirá las posibilidades de elección de los consumidores

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 30 septiembre de 2005

Este sábado entra en vigor la prohibición de la cláusula de localización en el sector de la distribución de automóviles en la Unión Europea (UE), de forma que los concesionarios podrán abrir puntos de venta en cualquier lugar del territorio comunitario. Uno de los fines que se persigue es la armonización de precios a largo plazo, mediante una mayor homogeneidad entre los mercados europeos.

La normativa actual permite a fabricantes e importadores limitar la capacidad de los distribuidores de abrir puntos adicionales de venta o entrega más allá de su zona contractual, restricción que quedará prohibida desde el sábado.

A partir de mañana, los concesionarios podrán realizar sus ventas a nivel local, nacional e internacional sin límites, así como especializarse en la venta de vehículos nuevos y subcontratar servicios posventa. La exposición de vehículos de distinta marca se podrá llevar a cabo en una misma sala, con áreas de venta diferenciadas.

A diferencia de lo que sucedía hasta la fecha, el fabricante no podrá limitar el número de talleres autorizados si cumplen los criterios selectivos, ni decidir su lugar de establecimiento. De igual forma, los talleres independientes tendrán mayor acceso a información técnica en condiciones de igualdad, incluyendo formación, herramientas y equipos. Otra novedad es que los fabricantes de recambios podrán suministrar directamente a los talleres autorizados.

Con todos estos cambios el cliente podrá elegir entre los recambios originales suministrados por el fabricante del vehículo, los mismos facilitados por otros fabricantes, o bien otros de «calidad equivalente».

Perjuicio para las pymes

Fuentes del sector aseguran que el fin de la cláusula de localización puede perjudicar a los pequeños concesionarios que no dispongan de los medios financieros suficientes para acometer proyectos de expansión en otras zonas.

Según las mismas fuentes, algunos estudios pronostican la desaparición de hasta el 50% de los distribuidores hasta el año 2010, dado que las pequeñas y medianas empresas pueden verse excluidas del mercado por grandes grupos financieros.

Inseguridad jurídica

Para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), la supresión de la cláusula de localización generará una "inseguridad jurídica absoluta" en el sector de la distribución de automóviles.

En su opinión, esta medida puede hacer peligrar el mantenimiento de los actuales niveles de inversión y de calidad de servicio a medio plazo, y originar una pérdida de orientación de las pequeñas y medianas empresas concesionarias respecto a los intereses reales del consumidor final.

Asimismo, advierte de que la entrada en vigor de la prohibición de dicha cláusula "fomentará la concentración del sector de la distribución y propiciará, a medio plazo, una disminución de la competencia y de las posibilidades de elección de los consumidores".

"La Comisión Europea debería valorar las consecuencias del proceso de concentración que propiciará la supresión de la cláusula de localización y arbitrar alguna medida que permita asegurar el mantenimiento de las inversiones en curso de los concesionarios, para poder seguir garantizando al usuario una distribución, venta y postventa de los automóviles y vehículos industriales de calidad, profesional y cercana", explica el presidente de la patronal, Antonio Romero-Haupold.

Faconauto considera necesario la aprobación de una Ley de Distribución Comercial que regule las distintas modalidades de contratos suscritos entre fabricantes y concesionarios. Según Romero-Haupold, "esta normativa permitirá regular el vacío legal existente en las relaciones contractuales entre las marcas y sus concesionarios, potenciando la libertad empresarial e independencia de las pymes y reequilibrando los intereses entre ambas partes en favor del consumidor final".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones