Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Sufrir un accidente en el transporte público: indemnizaciones

Si un pasajero se lesiona o sufre algún tipo de perjuicio durante el viaje tiene derecho a reclamar una indemnización

img_transporte publico 1

Una persona se lesiona durante un viaje en un autobús público. Se produce un accidente y, como resultado, se hace una brecha en la ceja y le diagnostican un síndrome postraumático cervical. Tras la pertinente reclamación, consigue una indemnización de 10.000 euros. Éste es sólo uno de los múltiples casos de personas que han sufrido un accidente mientras viajaban en transporte público (tren, autobús, metro…). En esta ocasión, el afectado decidió solicitar una indemnización, y la consiguió, pero la mayoría se queda sin ella porque ignora que tiene este derecho.

Seguro Obligatorio de Viajeros

/imgs/2009/08/transporte-publico.art.jpgEl usuario de un transporte público que ha adquirido su billete tiene derecho a la cobertura del denominado Seguro Obligatorio de Viajeros. Al efectuar el pago, formaliza un contrato con el transportista, ya que el desplazamiento implica un riesgo que éste tiene obligación de soportar, como explica Pablo Bernabéu Anguera, del bufete BGE Abogados.

Entre las características de este Seguro Obligatorio de Viajeros destacan las siguientes:

  • Permite indemnizar a quienes sufran lesiones corporales y cubre la asistencia por los daños ocurridos en un accidente durante el desplazamiento.
  • Da cobertura a los daños corporales ocasionados cuando el viajero entre o salga del transporte, así como a los que se produzcan durante la entrega del equipaje.
  • El transportista responderá, incluso, cuando la responsabilidad no sea del conductor del vehículo.

Lesiones graves y leves

Lesiones que parecen muy leves, como una brecha en la cabeza, también se indemnizan

Muchas personas creen que sólo se puede reclamar una indemnización en casos graves, como accidentes que acaban en muerte o lesiones de importancia. La realidad es otra: también es posible reclamar en caso de lesiones leves, como la rotura de un brazo o una brecha en la cabeza. Los importes pueden ser sorprendentes, como afirma Luis Virgilio de la Fuente, abogado de Accidentalia.

Los viajeros tienen derecho a indemnización cuando, a consecuencia del accidente, sufran algunas de las siguientes circunstancias:

  • Muerte.
  • Incapacidad permanente, si la naturaleza de las lesiones impide desarrollar las ocupaciones habituales.
  • Incapacidad temporal, que se indemnizará en función del grado de inhabilitación que produzcan las lesiones.
  • En todo caso, cuando un viajero precise asistencia sanitaria se está obligado a pagarla.

Cuantías de la indemnización

Las cantidades que puede percibir una persona accidentada varían en función de las circunstancias y la gravedad de cada caso. La Ley fija unas tablas de cantidades, que cambian de acuerdo a múltiples variables. Estas indemnizaciones aparecen en el Reglamento del Seguro de Viajeros (Real Decreto 1575/1989).

Se distinguen 14 categorías. La primera sería el fallecimiento, para la que se contempla una indemnización de 36.000 euros. Otras lesiones menos graves como la hernia discal de origen traumático y las fracturas de fémur, tibia y peroné, tendrían una indemnización de unos 1.200 euros.

Para conocer a qué indemnización se tiene derecho y, por lo tanto, reclamar, hay que encuadrar la lesión en una de las 14 categorías. Puede ser conveniente ponerse en manos de un abogado especializado en Responsabilidad Civil, que solicitará una cantidad fija o un porcentaje de la indemnización, entre un 10% y un 20%, según la complejidad del caso.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones