Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Un estudio demuestra que conversar con los pasajeros distrae tanto a los conductores como hablar por móvil

Otras actividades perjudiciales para la conducción son comer, beber y el aseo personal

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 14 febrero de 2006
Un estudio del Instituto para la Investigación del Transporte de la Universidad de Michigan, dado a conocer hoy, asegura que conversar con los pasajeros en un vehículo distrae tanto a sus conductores como hablar por el teléfono móvil. Los conductores que hablan con los pasajeros muestran niveles similares en su concentración para conducir a los que utilizan teléfonos móviles, según concluye este trabajo.

La habilidad para mantenerse dentro de los límites de las líneas o al volante tanto en los conductores que mantuvieron conversaciones con sus pasajeros como en los que usaron sus móviles no registró diferencias estadísticas apreciables, según los investigadores. "Esto sugiere que desde el punto de vista de la conducción, el hablar por el teléfono móvil no es peor que conversar con un pasajero o realizar otra actividad que pueda distraer", dijo James Sayer, uno de los autores de este estudio. "Los resultados de nuestro estudio demuestran que muchas otras conductas, como comer, beber, realizar actividades de aseo y tener conversaciones con pasajeros son también muy dañinas", añadió.

El trabajo llevado a cabo por Sayer y sus colegas Joel Devonshire y Carol Flannagan estudió los efectos de comportamientos secundarios en la capacidad para conducir en tramos sin complicaciones. El equipo analizó cientos de vídeos de 36 conductores en automóviles equipados con cámaras que registraron el movimiento del vehículo y el comportamiento del conductor durante cuatro semanas.

Más de un tercio de los vídeos del equipo de Michigan mostró que los conductores realizaban actividades secundarias. La conversación con otros pasajeros fue la más común (15%), seguida de las actividades de aseo personal (6,5%), teléfono móvil (5%), y el comer y beber (2%).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones