Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

120 parejas de la UE empiezan el ensayo de la píldora masculina

Este anticonceptivo podría comercializarse en un plazo de cinco a siete años

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 5 marzo de 2003
Un total de 120 parejas de la Unión Europea (UE) han comenzado el ensayo voluntario de la píldora masculina para comprobar su eficacia. Se trata de un nuevo método anticonceptivo aún experimental que, de confirmarse su eficacia, podría comercializarse en un plazo de cinco a siete años, según informaron las farmacéuticas Organon y Schering.

La píldora masculina se basa en el mismo principio que la femenina, es decir, detener la producción de óvulos, en este caso espermatozoides. Sin embargo, la anticoncepción masculina es más difícil de conseguir que la femenina, ya que a priori es más fácil parar un óvulo al mes que decenas de millones de espermatozoides al día.

Dos estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), iniciados en 1986 y 1992, demostraron que la creación de una píldora masculina era viable. Según estos estudios, no es preciso llegar a cero espermatozoides para conseguir una anticoncepción eficaz. Los expertos afirman que por debajo de los tres millones de espermatozoides por centímetro cúbico, un hombre puede estar tan tranquilo como una mujer que toma correctamente la píldora.

El problema que plantearon estos estudios fue que para conseguir la anticoncepción se utilizó testosterona. Fue eficaz porque el cerebro interpretó que circulaba una gran cantidad de testosterona en la sangre, lo que bloqueó la cascada hormonal que lleva a la producción de más testosterona y de espermatozoides. Sin embargo, las consecuencias a largo plazo del exceso de testosterona son probablemente graves, ya que se sabe que reduce el colesterol HDL (o colesterol bueno).

Sin efectos secundarios

Tras estos estudios de la OMS, algunas farmacéuticas intentaron preparar una píldora para hombres que engañara al cerebro masculino igual que la testosterona, pero sin sus efectos secundarios. El resultado es una nueva generación de anticonceptivos hormonales masculinos que será probablemente la primera que se comercialice.

La anticoncepción con este nuevo método se consigue con un progestágeno, el mismo tipo de hormona que forma parte de las píldoras femeninas. Como el progestágeno inhibe la producción de testosterona, se dan suplementos de esta hormona con el fin de evitar que decaiga.

La combinación de progestágeno y testosterona, en los estudios realizados tanto por Organon como por Schering, que en noviembre se asociaron para desarrollar este anticonceptivo, no ha tenido efectos secundarios relevantes en los voluntarios, aunque estas compañías no descartan que aparezcan en investigaciones a más largo plazo. Según Organon, en estos primeros estudios el nivel de espermatozoides bajó por debajo de un millón por centímetro cúbico en el 100% de los participantes en ocho semanas.

Implantes subdérmicos

Curiosamente, la píldora masculina no será necesariamente una píldora, sino que las farmacéuticas, en el estudio que realizan ahora con 120 parejas europeas, han apostado por implantes subdérmicos que liberan la hormona bajo la piel. En cuanto a la testosterona, no puede ser una píldora ya que dañaría el hígado, por lo que se administra en forma de una inyección cada cuatro o doce semanas.

El mercado potencial de la píldora masculina está formado mayoritariamente por parejas estables. Al no proteger frente a enfermedades de transmisión sexual, los médicos no la consideran la mejor opción para relaciones esporádicas. Pero para parejas estables, si los estudios confirman que es eficaz e inocua, será un método fiable, cómodo y reversible, según los expertos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones