Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Científicos estadounidenses descubren cómo hacer más efectivos los antibióticos frente al estafilococo áureo o el ántrax

La investigación concluye que inhibir el efecto del óxido nítrico terminaría con muchas bacterias que han generado resistencias a los fármacos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 14 septiembre de 2009
Científicos de la Universidad de Nueva York han descubierto un mecanismo capaz de reducir la toxicidad y aumentar la efectividad de los antibióticos en dosis bajas frente a algunas bacterias resistentes, como el estafilococo áureo o el ántrax. Los investigadores han detectado que el responsable de generar ciertas resistencias en estas bacterias, al "aliviar" el estrés oxidativo que provocan los antibióticos sobre ellas y neutralizar el efecto de muchos de sus componentes antibacterianos, es el óxido nítrico.

Los datos de esta investigación revelan que inhibir el efecto del óxido nítrico terminaría con muchas bacterias que han generado resistencias a los fármacos y permitiría la utilización de antibióticos en dosis más bajas que serían más efectivas y menos tóxicas para el organismo, concluyen los científicos estadounidenses.

Se sabe que el óxido nítrico está presente en diversos gases tóxicos y en la polución del aire. Varios estudios han demostrado su participación en diferentes reacciones fisiológicas, como el aprendizaje y la memoria, la presión arterial o la disfunción eréctil. Sin embargo, hasta ahora no se había demostrado su implicación en la creación de resistencias bacterianas a los antibióticos.

Los autores del estudio han propuesto la utilización de enzimas inhibidoras del óxido nítrico para cosneguir que bacterias como el ántrax o el estafilococo sean más sensibles a los antibióticos. "El desarrollo de nuevos fármacos para superar estas resistencias no avanza debido al alto coste de su desarrollo y a los innumerables efectos adversos que generan en el cuerpo mientras acaban con las bacterias", explicó el director del trabajo, Evgeny A. Nudler. Al inhibir la función de este componente, se toma "un atajo en la lucha contra las bacterias" ya que "no se inventan nuevos antibióticos, sólo se mejora su actividad, incluso en dosis bajas", apuntó.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones