Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El Clínico San Carlos de Madrid desarrolla un dispositivo que estimula la producción de saliva en casos de boca seca

Podría convertirse en el primer tratamiento eficaz y sin efectos secundarios para tratar la hiposalivación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 13 marzo de 2004
El Hospital Clínico San Carlos de Madrid, en colaboración con diez instituciones europeas y el Hospital Assuta de Tel-Aviv ( Israel), ha desarrollado un ingenio para estimular la producción de saliva. Se trata de un microsensor inteligente que, colocado en la zona posterior de la boca, es capaz de detectar el nivel de humedad y estimular los nervios de las glándulas salivares para producir saliva cuando la boca se empieza a secar. Si se confirman los resultados preliminares, este nuevo dispositivo podría convertirse en el primer tratamiento eficaz y sin efectos secundarios para tratar a los 128 millones de personas que hay en el mundo con problemas de hiposalivación o boca seca.

La sequedad bucal no es un problema baladí. La saliva es esencial para sentirse cómodos y mantener una salud bucodental en perfectas condiciones. "Afecta al habla, a la masticación, la deglución, provoca la aparición de graves heridas, mal aliento, caries dentales e incluso altera el sueño. En algunas situaciones puede convertirse en un verdadero drama", explica el doctor Rafael Martín-Granizo, cirujano maxilofacial del Hospital Clínico y secretario general de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial.

El número de afectados aumenta a medida que se eleva la esperanza de vida. Quienes más lo padecen son los mayores de 65 años. Muchos de ellos lo sufren por un efecto secundario de los fármacos para controlar su tensión arterial. Pero la sensación de boca seca afecta también a pacientes que se han sometido a radioterapia, consumidores de ciertos antidepresivos o con enfermedades autoinmunes.

Hasta el desarrollo de este nuevo sistema de electroestimulación, no había ningún tratamiento capaz de activar la producción natural de saliva sin efectos secundarios. "Son pacientes desesperados que lo han probado todo sin resultados. Ahora podemos ofrecerles un dispositivo que podrá engancharse a una de las piezas dentales posteriores. El paciente sólo deberá preocuparse de cambiar la batería del sistema cada dos años en la consulta de su dentista", asegura Martín Granizo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones