Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El deporte intenso favorece la aparición de fibrilación auricular, aseguran investigadores españoles

Esta patología aumenta el riesgo de sufrir una insuficiencia cardíaca

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 3 mayo de 2002
La fibrilación auricular, una de las arritmias más comunes, está relacionada con una intensa actividad deportiva, según han demostrado Investigadores del Hospital Clínic de Barcelona y del Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM). El aumento de episodios se produce mayoritariamente en personas que han practicado deporte durante 20 años y que de jóvenes se ejercitaban 9 horas semanales.

Para llegar a esta conclusión, los científicos revisaron 1.160 pacientes que acudieron al Dispensario de Arritmias del Servicio de Cardiología del Clínic entre octubre de 1997 y mayo de 1999. Se seleccionaron 70 personas a quienes se les había detectado fibrilación auricular, una alteración que produce una contracción auricular que aumenta el riesgo de sufrir una insuficiencia cardíaca o una embolia.

El 46% de estos pacientes fueron calificados de deportistas, ya que practicaban ejercicio físico durante tres horas semanales. Su patología era idéntica a la de los no deportistas aunque los deportistas presentaban una tendencia a desarrollar esta enfermedad de más jóvenes y con más frecuencia que el colectivo que no practicaba ejercicio físico.

Según Lluís Mont, coordinador de este estudio y responsable de la Unidad de Estimulación Cardíaca del Clínic, la relación entre el ejercicio físico intenso y la aparición de fibrilación auricular tiene sentido ya que los deportistas tienen el denominado "corazón de atleta". Éstos tienen una ligera dilatación de las cavidades del corazón y mayor masa ventricular, aspectos que favorecen la aparición de una fibrilación auricular.

Sin embargo, Mont asegura que la mayoría de los deportistas analizados eran personas que con 50 años realizaban deporte intenso los fines de semana, "haciendo 200 kilómetros de bicicleta" o pacientes que practicaban ejercicio físico desde hacía 20 años y que de jóvenes lo hacían nueve horas a la semana.

A pesar de los resultados obtenidos, este experto asegura que continuarán investigando para analizar el vínculo entre el deporte y esta arritmia cardíaca en otro tipo de pacientes. En este sentido, anunció que en breve comenzarán un nuevo trabajo para comparar deportistas con población en general.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones