Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El Instituto Nacional de Toxicología desaconseja el uso del test de la droga

El organismo público considera que la prueba del sudor puede dar positivo sin haberse consumido estupefacientes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 25 julio de 2002
El Instituto Nacional de Toxicología (INT) no considera fiable el último test para la detección de droga a través del sudor y la orina. El empleo del llamado Arifarm-test puede arrojar falsos positivos sin que se hayan consumido estupefacientes. Al no ser ni un fármaco ni un producto sanitario, la prueba se podrá vender en grandes superficies comerciales, circunstancia que ha irritado a los farmacéuticos.

José Cabrera, portavoz de INT y antiguo gerente de la Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid, advirtió ayer que el test contribuye a crear «expectativas infundadas en los padres». Desde un punto de vista técnico, el Arifarm plantea lagunas. El test se postula como el «primer detector de drogas de uso doméstico», pero, según Toxicología, adolece de un margen de error nada desdeñable.

Los distribuidores de Arifarm-test , que se vende al precio de 60 euros, atribuyen al producto la propiedad de descubrir el consumo de anfetaminas, ácido, speed , heroína, cocaína, marihuana y hachís en tan sólo tres minutos. Los promotores del test subrayan la «comodidad y sencillez» de la prueba, dado que cualquier padre que sospeche que su hijo usa sustancias prohibidas puede cerciorarse enseguida, señaló Carmen Bau, directora técnica del producto.

Basta con pasar unas tiras reactivas por la camiseta impregnada del sudor para saber si un joven ha tomado estupefacientes. Si la banda se torna de color rosa significa que el dueño de la prenda ha consumido drogas. En caso de que dos tiras adquieran ese color, el resultado es negativo. También cabe la posibilidad de sumergir las tiras de papel reactivo en la orina durante diez segundos.

Para José Cabrera, la cosa no es tan simple. «Supongamos que dos jóvenes bailan juntos en una fiesta. Si uno de ellos ha consumido drogas puede contaminar a la persona que se ha abstenido, pues el sudor del primero impregnará al segundo».

Carmen Bau reconoció que el test puede arrojar resultados erróneos y reflejar un consumo inexistente de cannabis «si el muchacho ha estado en un ambiente donde se ha fumado muchísimo». Bau limitó a este supuesto los casos de falsos positivos. Toxicología añadió, sin embargo, otros ejemplos que induce a equívocos. «El uso de ciertos medicamentos que contienen derivados opiáceos, como la codeína, presente en un jarabe contra la tos, puede desvirtuar el análisis», argumentó Cabrera

Etiquetas:

droga instituto test

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones