Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El nivel de pólenes de gramíneas será muy alto esta primavera, según la Sociedad Española de Alergología

Estornudos, congestión y conjuntivitis son las manifestaciones más comunes de la alergia al polen

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 14 marzo de 2003
La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) prevé para esta primavera concentraciones de pólenes de gramíneas que pueden superar los 6.000 granos por metro cúbico de aire, cifras muy superiores a los 4.200 del pasado año. El coordinador del Comité de Aerobiología de la SEAIC, Javier Subiza, dijo ayer que será una primavera que provocará respuestas muy fuertes en los alérgicos a estos pólenes. Los alérgicos suponen el 15% de la población en España.

Los pólenes de gramíneas, que son los más alergénicos y que causan un mayor número de reacciones alérgicas, casi alcanzarán las concentraciones registradas en 2001, año que supuso un pico muy alto con cifras que llegaron a 7.000 granos por metro cúbico de aire. Las variaciones en las concentraciones de pólenes durante la primavera dependen de la pluviosidad registrada durante octubre, noviembre y diciembre, más que de las lluvias que se producen en marzo y abril como se creía hace unos años.

Los meses con más presencia de estos pólenes de gramínea son mayo, junio y julio, aunque existe una gran variabilidad en su concentración en el aire desde sólo 1.500 g a más de 7.000, por lo que es muy importante poder predecir con antelación cómo será la primavera, ya que permite que los alergólogos traten esta alergia de forma anticipada.

En España, las gramíneas son muy abundantes en el centro y norte de la península, mientras que en la zona costera mediterránea apenas existen y por eso se recomienda a las personas que padecen esta patología que si pueden se desplacen a esta zona en los días con más pólenes en la atmósfera.

Síntomas e inmunoterapia

Las manifestaciones más comunes de la alergia a los pólenes son la rinitis, los estornudos, la congestión y la conjuntivitis y en los casos más graves se producen dificultades respiratorias y asma.

En la actualidad se tiende a dar cada vez más importancia a las manifestaciones alérgicas sin asma ya que, además de ser muy molestas, si se tratan con inmunoterapia, en algunos casos y sobre todo en niños, puede evitarse que la alergia derive en procesos asmáticos.

La inmunoterapia contra la alergia consiste en la administración de cantidades gradualmente crecientes de un extracto alergénico para mejorar la respuesta del paciente, con lo que se obtiene una mejoría más rápida, aunque el tratamiento debe ponerse durante un mínimo de tres años.

La SEAIC mantiene en su web (www.seaic.es) información actualizada sobre las concentraciones de pólenes y las zonas geográficas de España y del resto del mundo donde se producen.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones