Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

Hongos alucinógenos

Aumenta el consumo de setas alucinógenas mientras los expertos alertan sobre sus peligros

Los aztecas los llamaron la carne de los dioses y en la década de los 60 fueron uno de los motores de la cultura psicodélica. El Observatorio Europeo de Drogas, en un informe publicado recientemente, alerta sobre los peligros de su consumo, que se ha extendido como una nueva moda.

La moda de lo natural

/imgs/2006/10/setabosque1.jpg

Este verano, en Sevilla, tres jóvenes solicitaron auxilio tras haber ingerido las llamadas setas de la risa. Estaban muy nerviosos y alterados y dos de ellos fueron hospitalizados. La policía requisó algunos de estos hongos y, de aquella actuación, se confiscaron 107 paquetes con setas de origen mexicano en una herboristería de la capital.

El Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías acaba de publicar un estudio en que detecta un aumento del número de adolescentes que prueban los hongos alucinógenos. El fenómeno, se vincula con una tendencia general que lleva a los jóvenes a buscar experiencias intensas y medios naturales de colocarse y al creciente interés por los productos biológicos. El documento analiza los datos recopilados entre julio y octubre de 2005 a través de diferentes fuentes europeas y revela que el nivel de consumo en la Unión Europea (UE) es claramente inferior al del cannabis pero similar al del éxtasis en el grupo de edad que va de los 15 a los 25 años.

La psilocibina y la psilocina, principios activos de las setas mágicas, se consideran drogas a todos los efectos

Los alucinógenos naturales se encuentran en algunos tipos de hongos y en algunas plantas como el peyote, un cactus mexicano. Estas sustancias también pueden ser de origen animal (en determinadas especies de sapos y algunos pescados). Las setas alucinógenas crecen en estado silvestre, sobre todo en el norte y centro de Europa, pero la mayoría de las que se comercializan con estos fines son cultivadas.

La moda de las setas alucinógenas llegó a Europa a finales de los noventa, cuando comenzaron a proliferar, junto a otros productos naturales, en las llamadas smartshops de los Países Bajos. En estos comercios, que no deben confundirse con los legendarios y legalizados coffee-shops especializados en la venta de marihuana, los clientes pueden encontrar diferentes tipos de hongos: alucinógenos, afrodisíacos, de éxtasis vegetal y natural. Además de las tiendas holandesas, los mercadillos en Irlanda y Reino Unido han jugado un papel importante en la moda del consumo de setas alucinógenas, que también pueden comprarse directamente en Internet. De hecho, existe un número nada desdeñable de sitios web sobre este tipo de hongos, una verdadera red comercial multilingüe que ofrece puntos de venta electrónicos y entrega a domicilio de grow-kits, con todos los elementos necesarios para realizar el autocultivo en casa.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones