Investigadores españoles descubren un mecanismo para inhibir a los microARN

Las alteraciones de estas moléculas están detrás de patologías como el cáncer
Por mediatrader 24 de julio de 2007

Los microARN son unas moléculas de ARN de tamaño minúsculo que juegan un papel clave en la regulación de los procesos de desarrollo de animales y plantas. Ciertas alteraciones de estos microreguladores son responsables de multitud de patologías, entre ellas, diversos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Ahora, un grupo de expertos del Centro Nacional de Biotecnología, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha descubierto la forma de inhibir a los microARN, lo que abre la puerta a nuevos tratamientos biomédicos contra dichas enfermedades. Este hallazgo, publicado en la revista «Nature Genetics», también puede ser relevante en el campo de la biotecnología vegetal.

Por primera vez, los investigadores del CSIC, en colaboración con el Instituto Max Plank de Tubingen (Alemania), describen un mecanismo biológico de inhibición de microARN específico. Consiste en el secuestro de estas diminutas moléculas con una estrategia de imitación del gen diana (gen regulado por los microARN). «El gen inhibidor que hemos identificado engaña al microARN, simulando que es un gen diana más cuando, en realidad, es una esponja que atrapa a las moléculas de microARN», explica Javier Paz-Ares, uno de los responsables de la investigación. Con este secuestro se impide la acción del microARN sobre sus verdaderos genes diana.

Aplicaciones

Este descubrimiento puede tener varias aplicaciones. Paz-Ares destaca que puede tener trascendencia práctica en los sectores agronómico y biomédico. Recuerda que estas moléculas están implicadas en múltiples procesos de la biología del desarrollo de todos los seres vivos complejos.

En el caso de los humanos, se han identificado diversas alteraciones de microARN como responsables de múltiples patologías. Entre ellas, ciertos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares congénitas.

En cuanto a las plantas, el papel de los microARN es crucial en distintos aspectos del desarrollo vegetal, así como en la protección frente a distintos tipos de estrés ambiental, como sequía, salinidad, carencias nutricionales o ataques por patógenos.