Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La diabetes podría convertirse en una de las grandes plagas de este siglo

Los colectivos de afectados destacan la importancia de la figura del educador para esta enfermedad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 14 noviembre de 2006

Bajo el lema “Somos distintos, somos iguales”, los diabéticos de todo el mundo reivindican mejor calidad en la educación, prevención y atención para revertir la actual tendencia al crecimiento de los casos de la enfermedad.

Con motivo de esta jornada, hoy se reúnen en Madrid con la ministra de Sanidad, Elena Salgado, las Federaciones de Asociaciones regionales de Diabéticos, los endocrinos de la Sociedad Española de Diabetes y la Asociación de Educadores de Diabetes, para exponerle las necesidades específicas de cada una de sus áreas y de sus comunidades autónomas, y hablar de la estrategia nacional sobre la patología.

Educador diabetológico

Entre otras reivindicaciones, estos colectivos pondrán de manifiesto la importancia de la figura del educador para la diabetes como parte del sistema sanitario.

Son muchos los hospitales que cuentan ya con un educador diabetológico. También suele haber un coordinador en los centros de salud, que se encarga de informar a este tipo de enfermos, pero desde las asociaciones se cree que hay que ir más allá. “Debe haber más y mejor formados, para que su función sea efectiva”, señala Luis González, presidente de la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Extremadura.

Victoria Collado ejerce esa función en el Servicio de Endocrinología del Hospital de Mérida. “Intentamos asistir a todos los diabéticos hospitalizados, así como a aquellos a quienes se les diagnostica por primera vez la enfermedad, para asesorarles en su debut. Hacemos un seguimiento de todos ellos e intentamos enseñarles en qué alimentos se da la mayor concentración de hidratos de carbono, para que puedan calcular qué cantidad ingieren con respecto a lo que van gastando. Se trata de educarlos y concienciarlos de cómo vivir mejor sin que la enfermedad sea un ‘handicap'”, explica.

En el año 2025 se calcula que la mayoría de los nuevos casos de diabetes, cerca del 80% del total, se concentrarán en los países en vías de desarrollo con ingresos medios y bajos, lo que supondrá un nuevo retroceso en los Objetivos del Milenio para reducir las desigualdades.

Insulina inhalada

Entre los últimos avances para mejorar la calidad de vida de los diabéticos destaca la insulina inhalada, que ya se vende en EE.UU. y en los próximos meses llegará a España. Esta insulina supone una nueva opción terapéutica para miles de diabéticos que hasta ahora no tenían más opción que el pinchazo para controlar su enfermedad.

Se trata de una formulación en forma de polvo seco de acción rápida. Se inhala por la boca antes de las comidas gracias a un dispositivo del tamaño de una funda de gafas, diseñado para administrar una dosis precisa en cada aplicación.

En cualquier caso, la insulina inhalada no evitará en los casos más graves de diabetes la necesidad de pincharse al menos una vez al día.

Otra innovación es un “páncreas artificial”, un ingenio que combina un detector continuo de la glucosa y una bomba que proporciona la cantidad de insulina necesaria en cada paciente. Este páncreas portátil evita las peligrosas oscilaciones de azúcar en la sangre.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones