Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La falta de vitamina D podría favorecer la hipertensión en mujeres premenopáusicas

Un estudio concluye que el nivel de riesgo es tres veces superior al de las mujeres con tasas normales de esta sustancia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 1 octubre de 2009
Un estudio elaborado por la Escuela de Salud Pública de Michigan ha constatado que las deficiencias de vitamina D en mujeres premenopáusicas puede aumentar el riesgo de desarrollar hipertensión del tipo sistólico. Las investigaciones afirman que la tasa de riesgo de padecer esta dolencia triplica a la de mujeres de su misma edad con niveles normales de vitamina D.

El trabajo, que se ha hecho público durante la conferencia anual de la Asociación Americana del Cáncer, comenzó en 1992 y realizó un seguimiento a 559 mujeres cuya edad oscilaba entonces entre los 24 y los 44 años. Los sanitarios registraron con frecuencia anual la presión sanguínea y los niveles de vitamina D al inicio de la investigación. El cruce de la presencia vitamínica en 1993 con las medidas de la presión diastólica realizadas en 2007 arrojó la conclusión de que las mujeres premenopáusicas con deficiencias de vitamina D poseían el triple de riesgo de padecer hipertensión sistólica, aquella que mide la presión en los vasos sanguíneos cuando late el corazón.

Uno de los autores del estudio, Flojaune C. Griffin, asegura que la importancia de este trabajo radica en el seguimiento a largo plazo que se ha realizado de las pacientes, examinadas durante un periodo de 15 años. Los resultados destacan la importancia de la función de la vitamina D en el organismo femenino. Este papel relevante ya se había puesto de manifiesto en otras investigaciones, que le atribuyen una misión fundamental en la preservación de la salud ósea. Algunos estudios recientes también apuntan que las deficiencias de esta sustancia podrían favorecer el desarrollo de algunos cánceres, minimizar la eficacia del sistema inmune o incrementar las posibilidades de padecer ciertas enfermedades inflamatorias.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones