La Federación para la Defensa de la Sanidad Pública denuncia que las ofertas de genéricos aportan dinero negro a las farmacias

Los productos obtenidos por bonificaciones son vendidos a los consumidores pero no ingresan en la facturación, afirma
Por mediatrader 14 de junio de 2002

Las ofertas de medicamentos realizadas por los laboratorios de genéricos a los farmacéuticos pudieron generar cerca de 120 millones de euros de dinero negro durante el año pasado, denunció ayer en conferencia de prensa Marciano Sánchez Baile, presidente de la Federación Española de Defensa de la Sanidad Pública (FADSP). Sánchez Baile aseguró que esas ofertas son ilegales, pero están a la vista de todos ya que su publicidad aparece en los medios de comunicación y en los catálogos de venta, donde las bonificaciones a veces son hasta del 100%, es decir por la compra de un medicamento se regala otro.

La FADSP explicó que los productos obtenidos por bonificaciones son vendidos a los consumidores pero no ingresan en la facturación, lo que habría originado pérdidas de hasta cinco millones de euros a Hacienda el año pasado por concepto de IVA. Esta Federación ha calculado que en los cuatro primeros meses de este año se han podido generar más de 45 millones de euros de dinero negro, de los cuales dos millones deberían haberse pagado a Hacienda por concepto de IVA.

Sánchez afirmó que la Federación ha elaborado un informe, en el que se incluyen ejemplos de estas ofertas, que será enviado a la Fiscalía General del Estado, a los Ministerios de Sanidad, Economía, Hacienda; así como al Defensor del Pueblo y a representantes de los partidos políticos y del Parlamento.

Por su parte, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid calificó de «falso» que el mercado de genéricos origine dinero negro como consecuencia de las ofertas de los laboratorios. Los colegios consideran que la FADSP confunde esta acusación con las bonificaciones de los proveedores. «La FADSP inicia su documento vertiendo una acusación que es fruto del desconocimiento del sector del medicamento», destaca esta institución en un comunicado.

El Colegio de Farmacéuticos aludió a las bonificaciones «que en éste, como en otros segmentos del mercado, desde el automóvil, a las agencias de viajes pasando por el aceite de oliva o la latas de tomate frito, se realizan por parte de los proveedores a sus clientes».

Incidiendo en esta cuestión, insiste en que no puede haber dinero negro tras esta venta, «transparente como todas y de la que existe, incluso, publicidad en medios de comunicación profesionales, puesto que se emiten en cada caso las correspondientes facturas con el cargo del IVA del laboratorio al distribuidor mayorista y de éste a la oficina de farmacia».

Hace escasos días, la Dirección General de Farmacia envió una circular a las comunidades donde recuerda que «quien ofrezca bonificaciones incurre en falta administrativa», castigada con multas de 100.000 a 500.000 pesetas.