Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La OMS desmiente que el bronceado sea saludable y proteja frente a los rayos solares

Advierte que en un día nublado puede llegar a la piel hasta un 80% de la radiación ultravioleta

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 16 agosto de 2002
La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hoy sobre los riesgos que suponen algunas "falsas verdades" referidas al bronceado, como que el ponerse moreno sea saludable o que suponga una protección para el individuo frente a la agresión de los rayos solares, especialmente en verano.

Según la OMS, la realidad es que el bronceado, lejos de ser saludable, es sólo la forma en que el cuerpo se defiende contra la agresión de la nociva radiación ultravioleta (UV) del sol. Asimismo, recuerda que la piel morena sólo otorga un factor 4 de protección solar, mientras que lo recomendado es utilizar protectores de al menos factor 15.

Otra de las "falsas verdades" a juicio de la OMS es la idea de que es imposible quemarse un día nublado. Por el contrario, la organización advierte que un día nublado puede llegar a la piel hasta un 80% de la radiación UV.

Tampoco sirve de nada hacer frecuentes interrupciones al tomar el sol para evitar quemarse, ya que la exposición a la radiación UV es acumulativa, según explica la OMS en un informe difundido hoy.

Los principales efectos nocivos de la radiación UV se producen en la piel y los ojos. En el primer caso, la OMS estima que cada año se registran en todo el mundo entre 2 y 3 millones de tumores benignos y unos 130.000 melanomas (cáncer de piel) por culpa del sol.

En su opinión, estas cifras, que suponen un incremento gradual, se corresponden con un cambio cultural y con una búsqueda intencionada de los baños de sol para adquirir el tan preciado bronceado.

En cuanto a sus efectos sobre los ojos, la radiación UV es responsable frecuentemente de procesos como la fotoqueratitis (inflamación de cornea e iris) y la conjuntivitis.

No obstante, el riesgo más importante, derivado directamente de los baños de sol frecuentes, son las cataratas. De hecho, según las estimaciones de la OMS, el 20% de los 16 millones de casos de ceguera que todos los años se registran como consecuencia de unas cataratas, se deben a la exposición a la radiación UV.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones