Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los tratamientos alternativos mejoran la calidad de vida de las personas con fibromialgia

Pacientes solicitan ayudas económicas para las terapias reductoras del dolor

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 28 febrero de 2003
Tratamientos alternativos como masajes, aerobic, ejercicios acuáticos, de estiramiento, baños termales y la asistencia de un psiquiatra, entre otros, no curan, pero alivian y pueden mejorar la calidad de vida de las personas que padecen fibromialgia, según un grupo de médicos reunidos en Mataró (Barcelona).

La enfermedad, de momento incurable, según los médicos, puede mejorar con la ayuda de esos tratamientos y con una mayor información del cuerpo médico a los familiares de los pacientes, al margen de la que se da a éstos.

Por su parte, enfermos de fibromialgia asistentes a la reunión han solicitado a la Administración española más ayudas económicas para estas terapias alternativas reductoras del dolor que provoca esta enfermedad y mayor sensibilización social frente a este padecimiento.

Según los expertos, la fibromialgia, conocida en España tan solo desde hace algunos años, se produce por una predisposición genética, por antecedentes infecciosos o por un desequilibro en el sistema inmune de cada persona.

Esta enfermedad afecta actualmente a entre un 2 y un 3% de la población española, particularmente a las mujeres. La prevalencia de la enfermedad entre la población femenina es de un 4,2%, mientras que entre la población masculina es del 0,2%.

Otro problema importante de la fibromialgia es la dificultad para diagnosticarla, ya que afecta a varios elementos de la salud y los enfermos deben pasar por diferentes especialidades médicas antes de recibir un diagnóstico.

Los síntomas más característicos son dolor generalizado y puntos hiperálgicos de concentración de dolor, trastornos de sueño, pérdida de memoria y falta de retención de nuevas informaciones, problemas de concentración, alteración de la modulación del dolor y cansancio general, todo esto mezclado en un contexto ansioso-depresivo.

En estos momentos, ante las investigaciones sobre las causas de la enfermedad, los médicos sólo se atreven a recetar tratamientos basados en el ejercicio físico. Los ejercicios de estiramiento son fundamentales, aunque al principio resulten dolorosos. También son importantes los ejercicios acuáticos, que por lo general suelen ser bien aceptados por los enfermos.

Por otro lado, los médicos advierten de que el insomnio puede ser un factor que contribuya a la aparición de la fibromialgia. Estos enfermos no toleran bien el estrés físico ni el emocional, ni las tensiones diarias, de ahí que los expertos insistan en la necesidad de controlar las actividades diarias.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones