Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Alexitimia, la incapacidad de expresar emociones

Algunas intervenciones quirúrgicas en el cerebro provocan la incapacidad para mostrar emociones, un desorden que también puede tener origen psiquiátrico o ser un rasgo de personalidad

¿Si te dijeran que el edificio en que nos encontramos está en llamas, qué harías? «No sé». Esta respuesta, falta por completo de apasionamiento, podría ser la de una persona que sufre alexitimia, es decir, incapacidad para identificar o expresar emociones. Este desorden, que en ocasiones es consecuencia de una lesión o intervención quirúrgica en el cerebro, es sobre todo un problema de origen psiquiátrico. Quienes lo padecen, más hombres que mujeres, son personas que resultan aburridas, con dificultades para crear vínculos afectivos y con escasa capacidad creativa. Además, suelen dar vía libre a sus emociones a través del padecimiento de numerosas enfermedades. Aunque algunos estudios sugieren que es un desorden muy extendido, que sufren siete de cada cien personas, los expertos señalan que no existen datos sobre la incidencia en la población, e insisten es que se trata de un rasgo de carácter más que de un trastorno, por lo que quien la padece no siempre se somete a tratamiento.

Una interpretación clínica

/imgs/2006/10/alexitimia2.jpg
Un vecino, una amiga, un compañero… Todos conocemos a personas que parecen no inmutarse por nada, no sentir ni frío ni calor. Son personas que no expresan su afectividad con palabras ni gestos: ni echan las campanas al vuelo cuando tienen una alegría, ni muestran dolor cuando les sobreviene una desgracia. Muchos de ellos pueden sufrir alexitimia, un desorden caracterizado por la incapacidad para reconocer y expresar emociones. El término empleado para referirse a este problema de nombre casi impronunciable es de origen griego y significa literalmente «sin palabras para las emociones» (de a: no; lexis: palabra; timos: afectos).

En la alexitimia las emociones afloran en forma de problema físico

El término fue acuñado en 1972 por el psiquiatra estadounidense Peter Sifneos para describir «un problema». Porque la alexitimia, en sentido estricto, no es una enfermedad; tampoco un trastorno. En realidad, como señala José Menchón, del equipo de Psiquiatría del Hospital de Bellvitge, en Barcelona, es una interpretación clínica para referirse a las personas que no pueden explicar sus sentimientos. Emociones que, generalmente, pueden llegar a somatizar y expresar de modo físico.

De hecho, una de las claves para detectar que una persona puede presentar el cuadro de alexitimia es la cantidad de problemas físicos que padece (herpes, eccemas, dolores de cabeza, fibromialgia), dolores para los que ningún especialista halla respuesta y que suelen responder a la ansiedad que provoca el hecho de tener enterradas las emociones, a las que dan salida mediante estas dolencias.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Origen diverso »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones