Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Pancreatitis

El alcohol es la principal causa de la inflamación del páncreas, que en pocos días puede provocar la muerte

Pasajera o permanente, la inflamación del páncreas o pancreatitis afecta a una decena de personas de cada 100.000 habitantes. Lo habitual es que esté causada por el consumo abusivo de alcohol, aunque también influyen otros factores como las enfermedades biliares, algunos fármacos o infecciones. Con el tratamiento adecuado, esta patología puede curarse en apenas unos días o semanas, pero si el caso es grave puede complicarse de manera rápida hasta producir la muerte. Un dolor fuerte e intenso en la parte superior del abdomen es la principal alarma para detectar la enfermedad, que quedará finalmente diagnosticada con los correspondientes análisis y radiografías. En los casos más graves puede derivar incluso en la aparición de un tumor, que requerirá de intervención quirúrgica para su extirpación.

Causas y tipos

El páncreas es una glándula con forma alargada que se encuentra detrás del estómago y participa en el proceso de digestión y absorción de los alimentos. Su función consiste en fabricar y segregar enzimas al intestino, así como las hormonas insulina y glucagón, para controlar los niveles de glucosa en la sangre. Cuando el páncreas se inflama, se dice que la persona padece pancreatitis, que puede ser aguda o crónica según se produzca de manera pasajera o permanente.

La pancreatitis aguda se caracteriza por su aparición repentina y un dolor fuerte en el estómago que se intensifica con el movimiento, se calma al sentarse o inclinarse hacia delante, y, en un 80% de los casos, se debe a alcoholismo o enfermedades de las vías biliares, mientras que el resto de las veces responde a fármacos, infecciones o piedras en la vesícula. Por otro lado, también es posible encontrar el origen de la pancreatitis en la presencia de gran cantidad de masa en la sangre o como consecuencia de un golpe en el estómago o una úlcera estomacal.

Por su parte, la pancreatitis crónica se asocia con dolor persistente, incluso después de haber aplicado el tratamiento, y tiene como principal causa el alcoholismo. En este caso, las enzimas del páncreas se activan de forma masiva y provocan la muerte del tejido pancreático, lo que puede producir también una hemorragia alrededor de este tejido muerto y la alteración en la absorción de alimentos (malabsorción). Lo habitual es que este tipo de patología responda a ataques repetidos de pancreatitis aguda, ya que al páncreas no le da tiempo a recuperarse entre un ataque y otro.

Cuando la pancreatitis se presenta en un cuadro grave y no se aplica el tratamiento adecuado, el paciente puede llegar a perder la vida en unos días debido a una bajada de tensión persistente con daños en el riñón o corazón, insuficiencia renal o insuficiencia respiratoria.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Tratamiento »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones