Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un dispositivo avisará a los conductores de los primeros síntomas de fatiga y sueño

El 30% de los accidentes en carretera son imputables a la falta de concentración

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 15 febrero de 2002
El conductor de un vehículo podrá ser avisado de los síntomas de fatiga y sueño mediante un dispositivo tecnológico ideado por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA). Para observar si el sistema es efectivo, una veintena de conductores profesionales de autobuses probarán el artilugio a lo largo de 600 kilómetros cada uno. Luego, se repetirá el experimento en una autopista. El artefacto mide la a la vez el mantenimiento de la línea recta y la evolución del grado de atención del conductor, y de ambas variables extrae cálculos con los que se verifica el "umbral de riesgo".

La prueba de fuego del sistema ocurrirá en mayo, cuando una selección de conductores se someta a las advertencias del llamado "copiloto tecnológico" (TCD, en sus siglas en inglés). Dado que la somnolencia y el cansancio son causantes de numerosos accidentes, los investigadores del INTA han firmado un acuerdo pionero con la Dirección General de Tráfico para diseñar un prototipo que evite en la medida de lo posible este tipo de siniestros. No en vano, se estima que el 30% de los accidentes en carretera son imputables a la falta de concentración del conductor.

El funcionamiento del TCD es sencillo. El "copiloto" controla de forma automática y constante si el conductor mantiene una trayectoria rectilínea y atiende a lo que se le presenta fuera de su campo de visión directa. Si en el manejo del vehículo el instrumento aprecia que el coche zigzaguea, el TCD avisará con señales de emergencia de que el conductor debe descansar.

Según el director del proyecto, Ricardo Chicharro, el TCD es capaz de reducir la velocidad de forma automática y producir tirones en la marcha del vehículo, movimiento que ineludiblemente despertará al piloto. Incluso, en contadas circunstancias, controla la dirección del vehículo.

Para Chicharro, la ventaja del dispositivo estriba en que alerta de las malas condiciones físicas para la conducción con 15 ó 20 minutos de adelanto.

Según los responsables de la iniciativa, hasta ahora nunca se había empleado una muestra tan amplia de conductores de autobús y durante un trayecto tan amplio. Ello abre la posibilidad a que se exploten los datos con el fin de elaborar un estudio sociológico sobre la aparición de la fatiga, los tiempos de conducción y reposo. El proyecto cuenta con la participación de empresas del transporte como Alsa y Consultrans.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones