Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un estudio constata que los casos de cáncer de mama comienzan a descender entre las mujeres españolas

Este tipo de tumor alcanzó su punto más alto en el año 2000 y un año después empezó a caer de forma abrupta

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 28 octubre de 2009
Tras décadas de crecimiento continuado, el cáncer de mama ha empezado a descender entre las mujeres españolas. El tumor más común entre las féminas en España alcanzó su pico más alto el año 2000 y un año después empezó a producirse un "descenso abrupto", según un estudio del Instituto de Salud Carlos III realizado a partir de los registros de cáncer españoles.

La investigación, publicada en la revista "Journal of National Cancer Institute" y dirigida por Marina Pollán y Roberto Pastor, investigadores del Centro Nacional de Epidemiología, constituye la primera prueba del descenso del cáncer en nuestro país, un cambio que ya se había constatado en Estados Unidos, Canadá, Francia o Australia.

Si durante las décadas de los ochenta y los noventa la incidencia global de cáncer de mama aumentó un 2,9% anual, a partir de 2001 se invierte la tendencia. El número de tumores cae desde ese año casi en la misma proporción en la que aumentaba, en un 3% anual, aunque no por igual en todos los grupos de edad. El descenso se observa en las mujeres de más de 45 años, mientras que hay un ligero aumento en las menores de 45 años. En las más jóvenes, la incidencia del cáncer de mama mantiene un crecimiento constante del 1,8% anual.

Detrás de estos resultados están los programas de mamografía que han puesto en marcha las comunidades autónomas, destacó Marina Pollán. De hecho, Navarra y el País Vasco, pioneras en la creación de programas de cribado, han sido las primeras en notar el descenso. Gracias a esta iniciativa, cada dos años las mujeres de más de 50 años se hacen una mamografía para detectar los tumores de forma precoz, cuando aún se está a tiempo de tratarlos sin riesgo. "Si el programa funciona bien, al principio la incidencia del cáncer de mama aumenta. Pero luego tiende a disminuir, porque se reduce el número de casos silentes, que no habían sido detectados con anterioridad", explicó.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones