Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un microchip que se implanta en la médula espinal ayuda a los pacientes parapléjicos a ejercitarse

El dispositivo libera impulsos eléctricos a la médula espinal desde una serie de electrodos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 25 noviembre de 2010
Un microchip que libera impulsos eléctricos puede ayudar a los pacientes parapléjicos a ejercitarse tras su implantación en la médula espinal. El dispositivo lo ha desarrollado un equipo de investigadores del Consejo de Investigaciones Científicas en Ingeniería y Física de Reino Unido (EPSRC).

El microchip libera impulsos eléctricos directamente a la médula espinal desde una serie de electrodos, a diferencia de los estimuladores convencionales que funcionaban desde el exterior mediante la aplicación de impulsos en la piel. Los intentos anteriores para crear este tipo de aparatos de estimulación muscular habían fracasado debido a que eran demasiado voluminosos, aunque en esta ocasión los investigadores han conseguido desarrollar un dispositivo "más pequeño que una uña" conocido como "Active Book", ya que se coloca entre los nervios espinales como si fueran las páginas de un libro.

El dispositivo cuenta con diferentes intensidades, en función del campo de rehabilitación muscular, explica el profesor Andreas Demosthenous, autor de la investigación. Las unidades se adhieren a un chip de silicio que queda sellado de forma hermética para proteger a la unidad de la penetración de agua, ya que puede provocar corrosión. El objetivo es que los estudios piloto para probar el "Active Book" comiencen el próximo año.

La investigación tiene el potencial de estimular más grupos musculares de lo que es posible hoy en día con la tecnología, afirma el profesor Demosthenous, que recalca cómo este potencial "puede implantarse en el conducto raquídeo". La estimulación de más grupos musculares permite al usuario "tener movimiento suficiente para realizar ejercicio controlado como ciclismo o remo", añade.

El microchip podría también utilizarse para una variedad de funciones reconstituyentes, como la estimulación de los músculos de la vejiga para ayudar a superar la incontinencia o en la estimulación de los nervios para mejorar la capacidad del intestino y suprimir espasmos, detalla este científico.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones