Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La FAO alerta de la sobreexplotación de la acuicultura

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 21 febrero de 2003

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha emitido un mensaje de alerta sobre el elevado crecimiento de la acuicultura. Según el organismo, la acuicultura crece a un ritmo más rápido que cualquier otro sector de alimentos de producción de alimentos de origen animal.

Sólo en el año 2001, la contribución de la acuicultura creció más de un 29%, y los abastecimientos mundiales de pescado, crustáceos y moluscos pasó del 3,9% de la producción total en 1970 al 27,3% en 2000, según el informe de la FAO "El estado mundial de la pesca y la Acuicultura (SOFIA) 2002". "La producción procedente de la acuicultura, incluidas las plantas acuáticas, alcanzó los 45,7 millones de toneladas (por peso) y un valor de 56.500 millones de dólares en 2000", constata el informe, que se presentará en la XXVª Sesión del Comité de Pesca de la FAO (COFI) entre el 24 y el 28 de febrero.

El país con más producción en este ámbito es China, que posee el 71% del volumen total. La pesca de captura, que incluye la pesca marina y la producción en las aguas interiores, sin embargo, ha registrado una disminución en 2001 comparado con 2000. A pesar de esto, las grandes variaciones en la producción de captura en los últimos años se deben a las variaciones de captura de la anchoa peruana.

Este aumento ha provocado que los principales bancos o grupos de especies estén completamente explotados y, por lo tanto, "las capturas que proceden de ellos han alcanzado el límite máximo sostenible o están a punto de hacerlo", constata el documento. También está sobreexplotada la pesca en alta mar, donde las capturas de especies oceánicas, especialmente de atunes, se han triplicado, pasando de los 3 millones de toneladas en 1976 a los 8,5 millones de toneladas en 2000.

Las previsiones apuntan para 2015-1030 un estancamiento de la pesca en alta mar, pero no de la producción derivada de la acuicultura, que seguirá aumentando con especies de agua dulce y de los moluscos. Las tendencias de consumo reflejan un cambio también con una mayor sensibilidad en materia de salud y una demanda más fuerte de alimentos listos para cocinar o consumir. La distribución de pescado en supermercados favorecerá también la salida de productos alimentarios pesqueros en zonas alejadas del mar, informa la FAO.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones