Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Calculadora solidaria: ¿cuánto podemos ahorrar para un fin social?

Una nueva app para móvil que simula ser una calculadora permite saber cuánto dinero del que gastamos cada día podríamos invertir en proyectos sociales

Hay pequeños gastos del día a día que, de ahorrarse, podrían destinarse a fines solidarios. Con esta idea se ha creado una nueva calculadora que permite conocer cuáles de esos desembolsos se podrían invertir en iniciativas sociales. Estos pequeños gastos de los que se anima a prescindir no afectan a productos básicos, sino a acciones cotidianas como tomar un café o comprar una bolsa de dulces. La idea es introducir estos importes en una aplicación para móvil desarrollada a modo de calculadora que deja comprobar qué suponen en nuestra economía doméstica y qué implicarían para un campesino nicaragüense en situación de vulnerabilidad. La respuesta, a continuación.

Imagen: Images_of_Money

Qué es la calculadora solidaria

Imagen: Fundación CODESPA

La calculadora solidaria es una aplicación para móviles que permite comprobar la cantidad de dinero que se podría donar a causas sociales si, en lugar de destinarla a pequeños gastos comunes, se invirtiera en este fin. Con el tiempo, los desembolsos menores suponen una cantidad importante que, en otro lado del mundo, ayuda a impulsar proyectos de cooperación.

Los gastos de los que se puede prescindir hacen referencia a consumiciones, dulces, actividades de ocio, gastronomía, transporte público u otros que, según la ocasión, pueden sustituirse por paseos o conversaciones. Basta repasar todo lo que se hace en una semana para comprobar qué gastos son susceptibles de evitarse. Estos se teclean en la app, se selecciona la frecuencia con la que se tienen (diarios, semanales, mensuales o anuales) y se elige el tiempo durante el cual se estaría dispuesto a ahorrarlos: entre uno y doce meses.

La calculadora devuelve al momento el dinero que se podría destinar a un proyecto solidario, así como una explicación concreta del modo en que se invertiría y el motivo. A la vez, anima a donar otra cantidad para un fin preciso y ofrece información útil a los donantes. Así lo ideó MyValue.com, que propuso el proyecto a Fundación CODESPA, en un intento por sensibilizar a la población sobre el papel de todas las personas en la lucha contra la pobreza y "mostrar que una buena gestión de la economía doméstica puede ayudarnos a reducir pequeños gastos cotidianos e invertir parte de nuestros ahorros en causas sociales".

Proyecto solidario a favor de campesinos en Nicaragua

Imagen: Fundación CODESPA

Hay que ser conscientes de que las donaciones no pueden ser la forma de combatir la pobreza. Es necesario garantizar el cumplimiento de los derechos humanos para que todas las personas vivan en condiciones de igualdad y dignidad. No obstante, esta ayuda implica cambios en la vida de las personas. "Gracias a la calculadora solidaria podemos ser conscientes de qué gastos podemos ahorrarnos e invertirlos en solidaridad. Permite ver qué supone en nuestra economía ese gasto y qué supondría donar esa cantidad a un campesino nicaragüense que vive en situación de vulnerabilidad", destaca José Ignacio González-Aller, director general de CODESPA.

El dinero destinado a través de la calculadora solidaria se invierte en un proyecto llevado a cabo con campesinos de la comunidad rural de Jinotega, en Nicaragua, donde más del 69,1% de la población se enfrenta a una situación de inseguridad alimentaria y carece de acceso a una alimentación básica. En función de la cantidad que ahorre cada persona al prescindir de unos gastos u otros, la aplicación presentará opciones de ayuda: herramientas, semillas o cursos de formación en mejora de cultivos, entre otros.

A través de microcréditos se adquieren los utensilios que la comunidad necesita para mejorar sus condiciones de vida y de trabajo. Así se ha planeado el desarrollo de un sistema de microriego de baja presión y bajo coste y la formación de agricultores "para que puedan alcanzar una mayor productividad y competititvidad, y poder acceder a los mercados", señala CODESPA.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones