Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Compatibilidad entre diseño y accesibilidad

En lugar de eliminar barreras, se intenta prevenir su creación para garantizar entornos accesibles a todas las personas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 22 octubre de 2008
img_accesibilidad2 Imagen: Jo Guldi

La accesibilidad es una cuestión universal. Aunque se tiende a pensar que sólo afecta a quienes tienen una discapacidad o movilidad reducida, ha de tener en cuenta a todas las personas porque la diversidad es una realidad. Varían la altura, las condiciones, las necesidades. Ninguna persona es igual a otra y, por ello, el entorno ha de estar preparado para atender a todas.

Accesibilidad universal

Cualquier persona en algún momento de su vida puede sufrir un percance que le obligue a estar impedida o necesitar ayuda para realizar determinadas tareas. Es en esos momentos cuando se da cuenta del reto al que se enfrentan cada día quienes, por su condición, requieren medidas accesibles de continuo. Levantarse de la cama, cocinar, cruzar una calle, conducir un automóvil o acceder a una biblioteca son actividades cotidianas que, sin embargo, en ocasiones generan más de un inconveniente.

/imgs/2008/06/accesibilidad2-articulo.jpg

Para solventar estos problemas, se recurre al denominado diseño para todos o diseño universal. Su misión es prevenir las barreras para que ninguna persona encuentre dificultades en el día a día. En lugar de pensar en unos pocos, se piensa desde el principio en todos. El propio Consejo de Europa adoptó el pasado año una resolución sobre Accesibilidad Universal, cuyo objetivo es conseguir que “los diferentes entornos, productos, servicios y la tecnología de la información y la comunicación sean accesibles”, detalla el Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT).

Se persigue la vida independiente. En lugar de resaltar las diferencias, se apuesta por la igualdad de condiciones. Una mujer embarazada o una persona con una discapacidad transitoria pueden necesitar las mismas ayudas que otra persona con discapacidad permanente, por lo que el entorno debe estar preparado para todas ellas. Nadie ha de quedar excluido. El diseño para todos previene las barreras desde el principio. Crea un entorno útil. Su máxima es lo que se conoce como usabilidad, aplicada a cualquier contexto.

El diseño para todos rehuye las adaptaciones y busca la normalización. “Es el diseño de productos y entornos de fácil uso para el mayor número de personas posible, sin necesidad de adaptarlos o rediseñarlos de una forma especial”, precisan desde Technosite, perteneciente al grupo empresarial de la Fundación ONCE y considerada un referente en materia de accesibilidad y usabilidad. Se trata de simplificar el acceso a los contenidos web y la realización de otras tareas cotidianas “a todas las personas de todas las edades y habilidades, con independencia de su discapacidad o de la tecnología de que dispongan”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones