Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

El Centro de Adopciones de China decide recortar a ocho meses los plazos en los procesos de adopción

Esto ha provocado un colapso de trabajo en la Embajada española en Pekín que está retrasando las adopciones por parte de familias españolas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 15 febrero de 2004
En los últimos días reina el nerviosismo entre las familias españolas que se preparan para viajar a China y poder traer así definitivamente a un niño en adopción. El problema es el colapso de trabajo que sufre la sección consular de la Embajada española en Pekín, la cual no da abasto en tramitar los visados y pasaportes necesarios para que los pequeños puedan salir de su país y llegar finalmente a España.

Esta avalancha de trabajo viene provocada por la repentina decisión del Centro de Adopciones de China de acortar los plazos en los procesos. "Si el año pasado tardaba 14 meses en asignar un niño a una familia, este año la espera es tan sólo de ocho meses. Además, sólo tarda diez días en enviar la carta de invitación de viaje a la familia adoptante, cuando antes tardaba un mes", explica Roberto Pili, coordinador de la Asociación de Familias Adoptantes en China (AFAC).

Esta reducción en los plazos ha adelantado el viaje a Pekín de muchas familias -que ya tienen asignado un niño de forma definitiva, el último paso en la adopción-, para ir a recoger al pequeño y llevarle a su nuevo hogar. "En estos momentos, hay familias en China que tienen que quedarse durante tres semanas para esperar la documentación que necesitan de la Embajada española, cuando antes sólo eran precisas dos semanas", indica Pili.

Avalancha

En concreto, en una carta enviada a los Servicios Sociales de las comunidades y a las Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional (ECAI), el consulado español en Pekín advierte de que "no podrá conceder más citas a familias adoptantes" hasta el próximo 15 de marzo. Pero es que a partir de esta fecha, y durante toda la semana siguiente, ya "se han concedido el 60% de las citas posibles". Precisamente, "para esa semana, tenían previsto expedir 90 visados para los niños", señala una responsable de Piao, una de las ECAI que operan en China, quien insiste en que "las familias estén tranquilas puesto que se continuará con el mismo proceso que hasta ahora".

Aunque en todo el trámite de adopción la Embajada sólo actúa en una ocasión -al final, cuando las autoridades, en este caso chinas, ya han asignado definitivamente el niño a una familia en concreto y toda la documentación está en regla-, su función resulta esencial para que el pequeño pueda viajar a España. Los consulados se encargan de "legalizar los documentos, de expedir el pasaporte y visado, y de inscribir registralmente al menor para que le sea concedida la nacionalidad española", señalan fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores. Unos trámites que apenas duran una semana como máximo.

Escaso personal

Pero "el escaso personal con el que cuenta nuestra Embajada en Pekín, y a pesar de que retrasan otras actividades para atender a las familias, hace que los expedientes se vayan acumulando. España es, tras Estados Unidos, el país que más niños chinos adopta, y la situación seguirá así en los próximos años. No se han previsto recursos en nuestra Embajada que den salida a las 3.000 asignaciones y nuevos expedientes que se producirán este año", señala Roberto Pili. Esta organización ha enviado una protesta formal a los ministerios de Exteriores y Hacienda denunciando los retrasos. "Nuestro miedo -dice Pili- es que, una vez que se produce la asignación por parte de las autoridades chinas, los niños estén más tiempo en los orfanatos pudiendo venir antes a España. Ellos viven en centros donde reciben una atención escasa. A veces, cuando tienen problemas de salud, deben viajar 200 kilómetros para ser atendidos. En alguna ocasión, la familia no ha podido llegar a tiempo y el niño ha fallecido".

La respuesta de Exteriores no se ha hecho esperar, la ministra Ana Palacio ha anunciado que el Gobierno está estudiando el refuerzo del consulado en Pekín para agilizar los trámites de entrega de los niños.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones