Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

FEAPS y COCEMFE respaldan las mejoras en la jubilación anticipada para personas con discapacidad

La edad mínima de jubilación pasa de 58 a 56 años para personas con un grado de discapacidad igual o superior al 45%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 22 julio de 2011
La Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS) y la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) han mostrado su satisfacción por las mejoras incorporadas a la Ley de modernización del sistema de la Seguridad Social aprobada por el pleno del Congreso el 21 de julio. Entre las novedades que incorpora la nueva normativa figura distintitas disposiciones que mejoran jubilación anticipada para personas con discapacidad.

Con la nueva ley, la edad mínima de jubilación pasa de 58 a 56 años para personas con un grado de discapacidad igual o superior al 45% y se ha rebajado de 30 a 25 años el período de cotización necesario para poder acogerse a la jubilación parcial en mejores condiciones que las vigentes actualmente, destaca COCEMFE. Además, se permitirá a los trabajadores con discapacidad acceder a su pensión aunque no alcance el periodo de cotización mínimo (mediante la cotización directa o contributiva de los años que le resten para alcanzarlo).

También se regulará un convenio especial que permitirá a los propios trabajadores con discapacidad cotizar contributivamente al sistema, aunque no trabajen, para en el futuro poder acceder a determinadas de prestaciones.

La Asociación FEAPS para el Empleo (AFEM) señala que esta Ley plantea avances significativos en los derechos de las personas con discapacidad intelectual, e incrementa su grado de protección social, al reconocer la situación particular de este grupo en el ámbito del empleo, "con un envejecimiento prematuro y un consecuente deterioro de su vida laboral". FEAPS recuerda que estas personas han resultado especialmente castigadas por el desempleo, que alcanza tasas superiores al 60% de la población con discapacidad intelectual en edad de trabajar, lo que triplica la tasa de desempleo de la población sin discapacidad.

El presidente de COCEMFE, Mario García, asegura que "se trata de grandes avances que se suman a los conseguidos hace dos años, cuando un mayor número de personas con discapacidad pudieron acceder de forma anticipada a la jubilación al rebajarse el grado de discapacidad para poder acceder a la misma del 65% al 45%".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones