Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Los niños afectados por el ciclón “Nargis” en Myanmar tratan de volver a la normalidad

Unicef está repartiendo tiendas de gran tamaño para habilitarlas como escuelas provisionales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 25 junio de 2008
El Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) colabora con el Gobierno de Myanmar para que los niños y niñas afectados por el ciclón "Nargis" a comienzos de mayo puedan superar la tragedia y recuperen cuanto antes su vida normal. Y el regreso a la escuela es un paso fundamental en este proceso. El grado de devastación causado por el desastre natural y la llegada de la temporada del monzón al sur de Asia complican las labores de reconstrucción.

Así, el mal tiempo se ha convertido en un problema añadido a la hora de repartir ayuda en la asolada Myanmar. Una misión de Unicef se vio entorpecida el pasado domingo por fuertes ráfagas de viento y lluvia y por la presencia de lodazales, que hicieron enormemente difícil la descarga de 900 kilos de suministros. El Gobierno del país ha concedido permiso a las Naciones Unidas para que utilice helicópteros en la distribución de ayuda a los afectados por el ciclón en los últimos meses. Sin embargo, el reparto con frecuencia supone luchar contra los fuertes vientos y la lluvia. Además, la dificultad para localizar los pueblos más azotados por el ciclón retrasa el reparto de asistencia.

Espacios de estudio

Unicef y sus aliados han conseguido llegar hasta las personas que viven en el sur del delta del Irrawaddy, pero todavía hace falta más ayuda. En los pueblos en los que las escuelas han quedado destruidas, la agencia de la ONU está repartiendo cerca de 80 tiendas de campaña de gran tamaño que proporcionarán espacios de estudio seguros a 6.000 niños y niñas.

"Nargis" hizo su aparición a comienzos de mayo y, según estimaciones de la ONU, acabó con la vida de más de 77.000 personas del país asiático. Hay además 55.000 desaparecidos y más de 600.000 personas, en su mayoría de la región del delta del Irrawaddy, han tenido que ser reubicadas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones