Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Marisa García Tablado, directora general de Fundación World Vision

La atención al Cuerno de África ha decaído, pero las necesidades allí son cada vez mayores

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 29 octubre de 2011

Imagen: World Vision

La Fundación World Vision es la ONG con mayores expectativas de crecimiento en los próximos años. Uno de sus secretos radica en la no dependencia de los fondos públicos, ya que en épocas de crisis se recortan las subvenciones y esto implica no poder desarrollar los proyectos previstos. Su directora general, Marisa García Tablado, destaca además cómo su presencia en un total de 98 países les aporta una visión global de la pobreza y de sus causas, sin perder el matiz local que logra una atención de las necesidades específicas de cada comunidad. En la actualidad, una de sus prioridades es el Cuerno de África, donde las necesidades son cada vez mayores y reclaman a las ONG que sean creativas para que los medios mantengan el interés por este drama. Otro de sus puntos fuertes son los apadrinamientos, que intentará aumentar en 2012, ya que esta no solo es una forma de atraer donantes, sino “una relación entre personas que permite a los adultos una mayor comprensión de la realidad de los niños que viven en situaciones de pobreza y vulnerabilidad”.

La tragedia en el Cuerno de África se mantiene, pero después de varios meses, apenas es noticia. ¿Cómo deben actuar las ONG para que estas situaciones no caigan en el olvido?

“Las organizaciones humanitarias deben ser más creativas y trabajar para que los ciudadanos no se olviden de las emergencias”

Vivimos en tiempos efímeros. Las noticias se publican de manera masiva y en tiempo real, pero a la vez, son efímeras, pasan pronto, pierden vigencia en beneficio de otra noticia que quita protagonismo a la anterior. La atención de los medios de comunicación al problema actual del Cuerno de África ha decaído. Sin embargo, las necesidades allí son cada vez mayores. Por este motivo, las organizaciones humanitarias deben ser más creativas que nunca, encontrar formas novedosas para que la atención no decaiga, trabajar para que los ciudadanos no se olviden de las emergencias solo porque ya no las ven en el telediario. Es sin duda un gran reto.

¿Hay que ser constantes en las campañas de comunicación?

Las causas por las que trabajamos muchas organizaciones no siempre son noticia en el sentido que entienden muchos medios de comunicación masivos, en especial, los temas que no responden a la novedad del día a día, como el desarrollo o las causas de la pobreza. Sin embargo, sí son causas actuales y relevantes para la sociedad. Por esta razón, parte del reto que tenemos las ONG de desarrollo es lograr que esos temas que no están en la agenda de los medios tengan un espacio, trabajar con los periodistas para que sean aliados en nuestro trabajo y llamar la atención sobre los conflictos y las emergencias olvidadas.

¿Cómo se puede perpetuar el efecto de una campaña, sobre todo, sin caer en el sensacionalismo?

“Las causas por las que trabajamos muchas organizaciones no siempre son noticia”

Por parte de las ONG, la clave está en facilitar información veraz, objetiva y contrastable de la situación concreta que se quiere dar a conocer. Pero también el compromiso de los medios de comunicación es fundamental y las ONG tenemos que esforzarnos por mantener un diálogo permanente con ellos, con los que tenemos que trabajar como socios para dar a conocer a la sociedad las situaciones de los países y comunidades en situación de máxima vulnerabilidad.

¿Cree que la solidaridad interesa poco?

“La solidaridad es un motor fundamental de nuestra sociedad actual”

No, todo lo contrario, la solidaridad es un motor fundamental de nuestra sociedad actual. Tal vez no sea muy visible ni especialmente llamativo, pero mi experiencia como directora de World Vision me ha mostrado que en España los ciudadanos somos muy solidarios, nos comprometemos con causas como la infancia, incluso en situaciones económicas muy difíciles como la actual, y perseveramos en nuestro deseo de ayudar. La mayoría de nuestros padrinos y donantes siguen apoyando nuestros programas de desarrollo a pesar de las dificultades.

¿Los ciudadanos están sensibilizados?

Los ciudadanos estamos expuestos a una mezcla, muchas veces muy compleja, de mensajes, causas, historias y anuncios que, en ocasiones, no nos permiten discernir con facilidad a qué prestarle mayor atención y tiempo. En cierta forma, debemos luchar por lograr mayor atención, atraer a las personas para que se interesen por temas que a menudo parecen distantes, pero que son muy cercanos porque son situaciones que afectan a los seres humanos, en las que todos podemos sentir la empatía y solidaridad necesarias para informarnos y poder ayudar.

Pero en general, en época de crisis, ¿las ONG atraviesan una situación delicada?

“Vemos estos tiempos de crisis como oportunidades para desarrollar nuevas iniciativas de captación de fondos”

Esto puede ser particularmente cierto cuando las actividades de las ONG dependen de los fondos públicos en forma de subvenciones, lo que hace que los programas no se puedan llevar a cabo debido al recorte presupuestario. No es el caso de la Fundación World Vision, ya que las aportaciones de los donantes particulares constituyen nuestra fuente de recursos. Vemos estos tiempos como oportunidades para desarrollar nuevas iniciativas de captación de fondos y tenemos el privilegio de haber experimentado un crecimiento en relación a años anteriores. La base de donantes es muy sólida y muchos de ellos incluso han aumentado sus donaciones.

World Vision está considerada una de las ONG con mayor proyección de futuro, ¿a qué cree que se debe este éxito?

Diría que hay tres factores fundamentales. En primer lugar, World Vision es una organización internacional presente en 98 países y esto nos permite tener una visión global de la pobreza y de sus causas, trabajar la interculturalidad desde el interior de la organización y tener la posibilidad de representar a las comunidades con las que trabajamos en ámbitos internacionales, como el Consejo Económico Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, donde tenemos estatus consultivo, o el de Seguridad Alimentaria de Alto Nivel de Naciones Unidas. De esta forma, podemos influir en decisiones políticas de alto nivel para que respondan a las necesidades de las poblaciones más pobres y vulnerables. El hecho de tener una presencia tan extensa también nos permite atender en menos de 48 horas emergencias y crisis humanitarias. El año pasado, llevamos ayuda a 60 emergencias.

Al mismo tiempo, somos muy locales porque trabajamos en cooperación permanente con las comunidades. Ayudamos a tomar decisiones sobre su propio desarrollo, a mejorar sus cosechas, a escolarizar a sus hijos y a que accedan a servicios de salud básicos. Nosotros trabajamos con las comunidades y no para ellas, somos parte de ellas porque nuestro personal es, en un alto porcentaje, local. Esto nos permite conocer muy bien su cultura, idiosincrasia y sus necesidades.

El tercer factor es la transparencia: nos regimos por unos estándares de transparencia extremadamente exigentes. Administramos nuestros fondos con responsabilidad y eficiencia, realizamos auditorías internas y externas, y hacemos públicas nuestras cuentas en cada uno de los países en los que estamos presentes.

Para que una ONG sea fiable, ¿qué debe contar y a quién?

Tiene que difundir todo lo que hace y cómo lo hace a sus donantes y a las personas interesadas en la organización. Debe hacerlo de forma proactiva, sin esperar a que se le pida rendición de cuentas, porque es una tarea rectora de su buen quehacer. Tiene que estar dispuesta a mostrar sus procesos de auditoría internos y externos a los gobiernos, entidades y donantes en general. Sus cuentas anuales deben ser públicas, estar auditadas y presentadas al Protectorado de Fundaciones y Asociaciones del Ministerio de Asuntos Sociales. World Vision, a escala internacional, cumple esos requisitos de transparencia que en España, además, están validados por la Fundación Lealtad, entidad que analiza la transparencia y las buenas prácticas de las ONG.

Su objetivo es combatir la pobreza y generar desarrollo sostenible. ¿Cuál es su estrategia?

“Los beneficiarios han de convertirse en protagonistas de su propio desarrollo”

Nuestro sistema de trabajo se basa en Programas de Desarrollo de Área. Estos tienen una duración prevista de unos 15 años. El motivo de que nuestro compromiso con las comunidades sea a tan largo plazo es nuestra estrategia, basada en un desarrollo holístico. Esto significa que con nuestro trabajo no solo incidimos en el desarrollo del sector económico, educativo o sanitario, entre otros, sino que entendemos que el desarrollo también tiene que darse en la capacidad organizativa de las comunidades, en la capacitación y transferencia de conocimientos, en el fortalecimiento de las comunidades y en el desarrollo de las capacidades personales y de liderazgo de nuestros beneficiarios, de manera que se conviertan en protagonistas de su propio desarrollo.

¿Cuáles serán las prioridades de World Vision en 2012?

En primer lugar, aumentar el número de niños y de familias beneficiarias de los programas de desarrollo que realizamos a través de los apadrinamientos, a la vez que mejoramos la calidad y los procesos de los programas. También nos esforzaremos por aumentar nuestra base de padrinos, sin los cuales no sería posible realizar nuestro trabajo. Por último, queremos consolidar nuestra entidad a escala nacional y reforzar las actividades que realizamos de sensibilización y promoción de la justicia.

¿Qué cualidades tiene el apadrinamiento para atraer donantes?

Para World Vision, el apadrinamiento no es solo una forma de atraer donantes, sino una relación entre personas que permite a los adultos una mayor comprensión de la realidad de los niños que viven en situaciones de pobreza y vulnerabilidad. Para nosotros, es una estrategia de sensibilización, de acercamiento humano. Por eso, la fomentamos mediante cartas y visitas, entre otras. Yo misma tengo dos niñas apadrinadas y he tenido el privilegio de ir a visitar a una de ellas, que vive en Ghana. Conocerla y ver su realidad y la de su familia ha sido una experiencia única. Es muy gratificante comprobar que, con una mínima aportación mensual, mis niñas apadrinadas pueden asistir a la escuela, formar parte de un programa de salud infantil, disfrutar junto con su familia de unas condiciones de vida dignas y, lo que es todavía mejor, contemplar su futuro con esperanza.

Trabajo de World Vision en el Cuerno de África

Ante la tragedia que se vive en el Cuerno de África, la Fundación World Vision ha iniciado la campaña “La dieta contra el hambre“, una forma de alimentación solidaria, que permite calcular el impacto de una donación. En esta emergencia, World Vision trabaja en tres frentes: tareas de ayuda humanitaria, que incluyen la entrega de comida, agua potable, utensilios de primera necesidad y atención médica; planificación y posterior puesta en marcha de programas de reconstrucción, que devuelvan a la familia la posibilidad de rehacer su vida y prevengan situaciones similares en el futuro; y acciones conjuntas con otras ONG para incidir en las políticas de los gobiernos locales, con el objetivo de que respondan a las necesidades de las comunidades más afectadas por la sequía y la hambruna. “Cuando sea posible, además, pondremos en marcha proyectos de agricultura y riego, así como pozos y bancos de cereales”, subraya Marisa García Tablado.


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones