El Día Mundial de la Usabilidad busca sensibilizar sobre la importancia del factor humano en el desarrollo tecnológico

Para celebrar esta jornada hay convocados diversos actos como conferencias, encuentros "online" y manifiestos
Por mediatrader 3 de noviembre de 2005

Las nuevas tecnologías han pasado a formar parte de nuestra vida cotidiana, y la usabilidad es la disciplina que estudia en que medida éstas pueden ser utilizadas eficiente y satisfactoriamente por personas de todas las edades y perfiles socioculturales.

Hoy se celebra el Día Mundial de la Usabilidad, una iniciativa de la Asociación de Profesionales de la Usabilidad (UPA, sus siglas en inglés), cuyo objetivo es sensibilizar al público en general sobre la importancia del factor humano en el desarrollo tecnológico.

Asociaciones y comunidades locales de especialistas en usabilidad de todo el mundo tienen previstos para hoy diversos actos, como conferencias, encuentros «online» y manifiestos. El primero ya ha dado comienzo en Nueva Zelanda y los últimos tendrán lugar en la costa oeste de EE.UU.

En España, la Asociación Interacción Persona Ordenador (AIPO) y Telefónica I+D han convocado una mesa redonda «online» entre Madrid y Barcelona, en la que los participantes intercambiarán opiniones sin desplazarse de sus lugares de residencia habituales.

Por su parte, Cadius, una agrupación de profesionales de la usabilidad, la arquitectura de la información y el diseño de la interacción, celebra esta jornada con encuentros en varias ciudades españolas a los que han sido invitados destacados expertos en estas materias.

¿Qué es la usabilidad?

Por usabilidad se entiende todas aquellas técnicas y procedimientos dirigidos a conseguir que las páginas web y los dispositivos interactivos sean, sobre todo, de fácil manejo por los usuarios, además de visualmente atractivos.

Los expertos en usabilidad trabajan para que las nuevas tecnologías sean más intuitivas y fáciles de usar, y sus investigaciones se aplican desde en Internet hasta en cajeros automáticos o teléfonos móviles.

Para estos especialistas, la ausencia de usabilidad puede ser permisible en sitios orientados al entretenimiento, pero no en aquellos soportados por instituciones o empresas orientadas a prestar servicios. «Las administraciones tienden a ver Internet más como un folleto propagandístico con la habitual bienvenida del cargo político de turno en primera página, que como una herramienta para dar servicio a los ciudadanos», afirma Eduardo Manchón, experto en la materia.

La accesibilidad, por tanto, no consiste sólo en permitir que cualquier persona pueda entrar en una página, conocer sus contenidos y adentrarse en sus diferentes apartados. Va un paso más allá: «es la facilidad con la que algo puede ser usado, visitado o accedido por todas las personas, especialmente por aquellas que poseen algún tipo de discapacidad. Está ligada a la usabilidad: una web accesible es una web más usable», sostiene Belén Gallego, consultora de usabilidad, accesibilidad y arquitectura de la información.

En su opinión, una de las principales razones por las que algunos sitios web no son accesibles es porque los desarrolladores web no son conscientes o no están concienciados de los problemas más básicos de accesibilidad.