Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

El fraude en el comercio electrónico afecta más a las empresas que a los consumidores

El 6% de las compañías que venden "online" sufrieron algún tipo de engaño en 2001

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 25 abril de 2002
El miedo de los consumidores a ser engañados a la hora de comprar a través de la Red se ha presentado siempre como el principal obstáculo para el desarrollo del comercio electrónico. Sin embargo, el último informe de la Asociación Española de Comercio Electrónico (AECE) revela que el temido fraude afecta más a las empresas que a los propios usuarios. Así, según este informe, un 6% de las empresas españolas que venden por Internet sufrieron algún tipo de fraude durante el año pasado, principalmente con tarjetas de crédito.

Las compañías "online" están comenzando a ofrecer medios de pago alternativos a la tarjeta de crédito, no por la desconfianza de los consumidores sino más bien por la creciente desconfianza de los vendedores ante la utilización fraudulenta de tarjetas. Durante la presentación ayer del estudio, el presidente de AECE, Fernando Pardo, expresó su preocupación por el descenso del uso en Internet del llamado "dinero de plástico".

No obstante, la encuesta de la asociación señala que casi la mitad de los usuarios que compran en la Red siguen utilizando este medio de pago. Pardo dijo que la actitud de las empresas ante el problema del fraude es doble. Mientras unas optan por ofrecer alternativas de pago a las tarjetas, como transferencias o contra reembolso, otras prefieren aplicar filtros que les permitan identificar el perfil de las compras fraudulentas, explicó.

El estudio, realizado entre 4.200 empresas y 4.200 consumidores, no recoge quejas de fraude por parte de los compradores. En este sentido, las principales reclamaciones de los consumidores hacen referencia a problemas en los plazos de entrega de las compras, que aunque se han acortado, todavía es necesario mejorar, señaló Pardo.

Facturación

Las ventas del comercio electrónico al por menor ascendieron, según el informe, a 525 millones de euros en 2001. Esta cifra duplica lo facturado el año anterior y supera las previsiones realizadas hace unos meses por la propia AECE. A pesar de lo abultado de las ventas, esta cantidad no es más que un 1% de la facturación del comercio tradicional en España, aunque el ritmo de crecimiento ha aumentado notablemente.

Otro dato del estudio se refiere al número de empresas españolas que disponen de página web, un 33%, y al índice de compañías que venden productos por Internet, hasta el momento sólo un 6,5%. Sin embargo, la encuesta pone de manifiesto que algo menos de un tercio de las empresas que no ofrecen servicios a través de la Red afirma que lo hará en un futuro, mientras que un 52% lo descarta totalmente.

Los motivos que llevan a las empresas a vender "online" más de la mitad dicen que lo hacen por ampliar el mercado, mientras que un 22% alude a la reducción de costes. Entre las dificultades que encuentran para llevar a cabo sus ventas son la desconfianza en el sistema de pago (23%), los hábitos del consumidor (14%) y el escaso mercado de internautas que hay en España.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones