Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Los nuevos señores de la guerra

Los robots tienen hoy en día muchas utilidades, una de ellas es sustituir a los soldados en operaciones de guerra de alto riesgo o precisión

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 16 agosto de 2006
img_guerrabootsp

Son más rápidos,
más sólidos y resistentes al cansancio. Son insensibles
a la duda y siempre obedecen órdenes… Pero su mejor cualidad
es que son reparables y reemplazables. Hace tiempo que el gobierno
americano ha hecho la gran apuesta por los robots en su presupuesto
militar porque, a la larga, le sale rentable.

Ejércitos para la guerra global

/imgs/2006/11/guerraboots1.gif

Un robot resiste mejor
las condiciones extremas y sobrevive más tiempo en un fuego
cruzado. Y, cuando cae, se repara y se manda de vuelta. Unas cuantas
tuercas y tornillos y un equipo de ingenieros de primera clase le
salen mucho más a cuenta moralmente a cualquier ejército
que devolver cadáveres con honores, montar un buen funeral y
pagar pensiones de viudedad.

Según John Pike,
director de GlobalSecurity,
también está la motivación. “Parte
del proceso de crear soldados”, afirma, “es
eliminar las inhibiciones a la hora de matar; el robot no tiene
inhibiciones; matará sin pena ni remordimientos”.

Bosnia y Kosovo vieron llegar los primeros aviones de reconocimiento por control remoto

Bosnia y Kosovo vieron
llegar los primeros aviones de reconocimiento por control remoto y
Afghanistan fue la puesta de largo del Packbot, un robot de 19 kilos
armado con GPS, varias cámaras, un lanzador de granadas y un
fusil. Pero la segunda Guerra del Golfo, que ya está durando
tres años, ha resultado el campo de pruebas perfecto para
compañías como Boeing, Northrop Grumman, Lockheed
Martin o iRobot (MIT), que compiten por ver quién envía
las máquinas más complejas a Irak.


/imgs/2006/11/guerraboots2.gif

Hace un año se
enviaron 18 Swords (Sistemas de Armamento Especiales para la
Observación, Reconocimiento y Detección) equipados con
ametralladoras M240 y M249, cuatro cámaras y un par de
binoculares nocturnos, que les permiten moverse y disparar en la
oscuridad. Pueden atravesar muros, aguas poco profundas y caminar
entre las llamas.

Pero del laboratorio a
Bagdad hay un largo camino y los programadores se impacientan con
facilidad. “La tecnología”, se queja Helen
Greiner, jefe ejecutivo de iRobot, “lleva en laboratorio mucho,
demasiado tiempo; esto no es ciencia ficción ni dibujos
animados, nosotros lo tenemos aquí”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones