Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Smartwatches: relojes inteligentes

Estos relojes se caracterizan por su conexión a Internet y su capacidad para sincronizar datos con el teléfono móvil

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 16 noviembre de 2011
Imagen: Apple

Ordenadores, móviles, tabletas… y
ahora también relojes! En la actualidad, el ecosistema de
dispositivos con acceso a la Red está compuesto sobre todo por
ordenadores, teléfonos móviles y tabletas. Sin embargo, el número
de diferentes complementos que se conectarán a Internet en un futuro
próximo aumentará, en una tendencia denominada el «Internet
de las cosas» y gracias a la implementación del protocolo
IPv6,
que multiplicará de forma exponencial el número de direcciones IP
disponibles. En breve, el número de dispositivos conectados
será superior al número de personas, debido a que todo lo
susceptible de estar conectado, lo estará. También los relojes, por
supuesto. De hecho, comienza a haber modelos con estas características en el mercado, denominados «smartwatches».

Una tendencia imparable

Hasta ahora, un teléfono móvil se consideraba un dispositivo de segunda frente a un ordenador. Si queríamos realizar cualquier tarea un poco más complicada que consultar noticias, precisábamos de un ordenador para poder llevarla a cabo. Sin embargo, las tendencias ahora indican que el teléfono móvil será uno de los principales dispositivos para gestionar todo tipo de acciones y también para controlar otros dispositivos. Entre otros, los relojes se sincronizarán con el teléfono móvil e intercambiarán información.

Hay relojes con conexión a Internet que permiten realizar llamadas telefónicas, videoconferencias o acceder al correo electrónico, además de seguir las redes sociales

Por el momento, ya hay relojes con conexión a Internet que permiten realizar algunas tareas básicas, como llamadas telefónicas, videoconferencias o acceso al correo electrónico, la agenda de contactos y el calendario. Por otro lado, algunos aparatos se adaptan progresivamente desde el bolsillo o los brazaletes a la muñeca. Así ocurre con algunos dispositivos pensados para hacer deporte y con uno de los aparatos de Apple más usados: el reproductor multimedia iPod Nano. Gracias a su tamaño, puede usarse como reloj de muñeca mediante la adquisición de una correa compatible en la tienda Apple. Sin embargo, su empleo está limitado a las aplicaciones instaladas en el dispositivo, ya que no cuenta con acceso a Internet.

Los modelos de relojes más populares

En el pasado ha habido varios intentos de conseguir un reloj conectado a Internet o con funciones de teléfono móvil, pero los consumidores acogieron estos con frialdad. En 2009, LG presentó un modelo de "Watch Phone" con unas ventas minoritarias. Desde 2010, Sony Ericsson cuenta con un visor con aspecto de reloj, denominado LiveView, que permite realizar algunas funciones básicas al sincronizarse con un teléfono móvil, como acceder a mensajes SMS, a llamadas perdidas, al calendario, a un lector de RSS o notificaciones de emails entrantes en Gmail. También cuenta con acceso a las últimas actualizaciones en Twitter y Facebook. Este visor se basa en el sistema operativo Android en su versión 2.2 y tiene un precio de 29 euros.

Imagen: Motorola

Motorla presentó el pasado mes de octubre el dispositivo Motoactv, un "gadget" con funciones de reloj, que se conecta mediante Bluetooth con teléfonos de última generación. En el caso de disponer de la última versión del teléfono móvil Motorola Razr, desde este dispositivo es posible recibir llamadas y SMS. Motoactv utiliza una versión modificada del sistema operativo Android, lo que le permite tener algunas funciones extra, como la de reproductor de MP3.

También posibilita acceder a actualizaciones en Facebook y Twitter. Entre sus características de hardware destaca por su peso de 35 gramos, un procesador de 600 Mhz, una pantalla de 1,6 pulgadas, navegador GPS, radio FM y conectividad wifi y Bluetooth. Hay dos versiones, de 8 y 16 gigabytes de capacidad de almacenamiento. También tiene un sensor para medir el ritmo cardiaco, ya que algunas de sus funciones están orientadas a la práctica deportiva. En la actualidad, solo está a la venta en Estados Unidos con un coste entre 249 y 299 dólares, según memoria de almacenamiento, pero estará disponible en Europa en 2012.

También los fabricantes tradicionales de relojes apuestan por este segmento de mercado con modelos que se conectan a través de Bluetooth con un smartphone. Casio presentó a comienzos de 2011 un prototipo de reloj capaz de gestionar algunas de las principales funciones de los móviles desde el dispositivo. Además, la empresa asegura que ha desarrollado una tecnología para Bluetooth que consume menor cantidad de energía. Este es uno de los principales problemas de estos relojes, ya que el consumo se dispara al tener que estar siempre aparejados con otro dispositivo.

i'mWatch

Imagen: Blue sky

i’mWatch
es un reloj desarrollado en Italia. Funciona con el sistema
operativo Android y se sincroniza con el teléfono móvil mediante
Bluetooth, con independencia del sistema operativo del
smartphone utilizado. De esta forma, es posible realizar y recibir
llamadas gracias a su micrófono y su altavoz integrado, así como
utilizar algunas aplicaciones disponibles en la tienda Android
Market, como la de Facebook o la de Twitter, junto con acceso al
calendario y la agenda de contactos del usuario. Este reloj funciona
con la versión 1.6 de Android y cuenta con una pantalla táctil de
1,54 pulgadas, 64 megabytes de memoria RAM y 4 gigabytes de memoria
Interna. Estará a la venta a partir de 2012, pero ya es posible
realizar una reserva de preventa con un coste de 299 euros para los
relojes con correa de silicona.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones