Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Tecnologías verdes en la electrónica

Los fabricantes adecuan sus productos con el fin de que el consumo energético sea menor

Desde mediados de los años
noventa, acorde con una directiva europea, una normativa obliga en España a informar a los consumidores sobre la eficiencia
energética de los diferentes electrodomésticos. La “etiqueta
verde” informativa es común en aparatos de gran
consumo, como frigoríficos, lavadoras, secadoras o lavavajillas.
También en las lámparas de bajo consumo y en los fluorescentes.
Este etiquetado es fundamental porque indica a los usuarios cuál es
el consumo del aparato y posibilita escoger entre diferentes
electrodomésticos a partir de este dato.

A partir del 30 de
noviembre de este
año, los fabricantes deben añadir una nueva etiqueta energética
a los televisores que comercialicen en la Unión Europea. Algunos, como Sharp, ya han empezado a hacerlo. Esta etiqueta deberá
proporcionar a los consumidores una información adicional detallada
sobre el gasto energético del televisor. Además, de igual modo que
en los electrodomésticos, la clasificación energética está basada
en un estándar de medición común, lo que posibilita que los
consumidores puedan comparar entre varias marcas.

De esta forma, la
resolución de
pantalla o sus dimensiones ya no serán
las únicas variables que podrán tener en cuenta los consumidores, lo que
permitirá hacer una elección con mejor información que hasta
ahora. Los usuarios pueden conocer cuáles son los electrodomésticos
y equipos con menor consumo energético mediante el uso de algunas
herramientas de consulta on line, como la página web Eurotopten.es,
realizada por algunas ONG internacionales.

Energy Star, por una electrónica verde

Sin embargo, en los
productos
electrónicos, este etiquetado estándar no se aplica en la actualidad, aunque sí otras iniciativas para controlar el gasto energético en
estos dispositivos. Los fabricantes empiezan a desarrollar modelos más
eficientes y, sobre todo, “gadgets
verdes
“, es decir, que en su fabricación no
precisan materiales y elementos contaminantes y están
libres de sustancias químicas peligrosas para el medio ambiente, que
se puedan desprender en los desguaces y vertederos.

En Estados Unidos, desde mediados de los noventa, la Agencia de Protección del Medio Ambiente
de este país promueve el programa Energy Star, conocido por los usuarios de informática debido a que es habitual su logotipo en la carcasa del ordenador. Éste cuenta con él en el sistema de arranque, lo que se conoce como BIOS (acrónimo de “Basic
Input/Output System”).

Energy Star busca aumentar la
eficiencia energética de los ordenadores y reducir los gases
causantes del efecto invernadero. Además, ha servido para que el
concepto de tecnología verde o “green computing” se haya
desarrollado en los últimos años como una forma eficiente de
minimizar el impacto ecológico de las nuevas tecnologías en el
mundo. En la actualidad, el “green computing” se utiliza de forma
masiva en centros de datos de todo el mundo, debido al ahorro de
costes que supone en la factura eléctrica. Google, con centros de
datos con millones de ordenadores, es una de las compañías que más
utiliza estos principios para ser más eficiente energéticamente.

En la actualidad, más de 27.000 productos comercializados en la Unión Europea cumplen con las especificaciones de Energy Star

El programa Energy Star
también está
presente
en Europa
, con requisitos sobre eficiencia energética que los
productos de electrónica de consumo deben cumplir para poder ser
participantes del mismo. En la actualidad, más de 27.000 productos
comercializados en la Unión Europea cumplen con las especificaciones
de Energy Star.

Sostenibilidad en los productos de electrónica de consumo

Durante 2011, las principales firmas del sector utilizarán un 100% de materiales reciclables en los embalajes

El pasado mes de enero, la
asociación
norteamericana CEA (Consumer Electronics
Association) publicó su informe
anual
sobre sostenibilidad en productos de electrónica. Entre
otros aspectos, destaca algunas cifras sobre tendencias
en la industria, como un crecimiento sostenido en la fabricación de
productos con un menor impacto medioambiental.

También se recogen algunas
iniciativas, como la de un fabricante que cambió el diseño de sus
envases para que fueran reciclables y reducir así las emisiones de
CO2. Por otra parte, muchos fabricantes de electrónica han comenzado
a utilizar materiales reciclables y un menor uso de cartón y papel
para los envases. El estudio concluye que durante 2011 las
principales firmas del sector utilizarán un 100% de materiales
reciclables en los embalajes de productos de electrónica.

El CES quiere pensar en verde

En la reciente feria
CES de Las Vegas
, el mayor escaparate de aparatos
tecnológicos
para el hogar del mundo, algunas ONG como Greenpeace realizaron una
encuesta sobre los productos electrónicos “
más
verdes
” del mercado, en categorías como monitores, pantallas
de televisión, ordenadores portátiles o smartphones.

El CES ha
rubricado su apuesta por la tecnología limpia más que ningún
otro año, con una sección oficial de productos “verdes”
que destacan por su bajo consumo, por su control de gasto en tintas o
papel o bien por usar materiales limpios en su fabricación. En esta
sección se han podido ver impresoras con sistemas de racionamiento
de tintas, como las de la gama Fujitsu, sistemas de ahorro y
reciclado de papel de impresión.

LG ha presentado un televisor de
iluminación Super
LED
, que ahorra un 25% de energía respecto a los
convencionales y, al parecer, no pierde calidad de imagen. Panasonic ha dedicado parte de su stand a un modelo de casa verde regulada con
inteligencia electrónica. Comprende luces LED, recarga solar, pilas
de combustible y un entorno gráfico para gestionar su
funcionamiento.

Algunas empresas que buscan soluciones
ecológicas al consumo han llevado a Las Vegas propuestas como
enchufes que se recargan con la luz solar y dan luego esta energía
o que controlan las pérdidas por calor. La empresa nPower
ha presentado el cargador cinético PEG, que se carga eléctricamente
con el movimiento y luego puede pasar la energía a diferentes
baterías. Podría llevarse en las mochilas por los estudiantes,
que luego aprovecharían la carga para sus smartphones.

Las compañías de telecomunicaciones también apuestan por el control inalámbrico de la energía en los hogares

Las compañías de
telecomunicaciones, como Verizon, también apuestan por el control de
energía en los hogares, con tecnologías inalámbricas que permitan
crear una red que centralice en remoto la gestión de los diferentes
aparatos que haya encendidos, o en recarga, en una casa, luces
incluidas. Verizon se basa en el protocolo Z-Wave,
que trabaja en una frecuencia especial que no interfiere los
dispositivos inalámbricos domésticos y permite su encendido o
apagado en remoto desde un mando central.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones