Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Alquilar o comprar casa por Internet

La Red proporciona al consumidor una gran cantidad de información inmobiliaria que puede ayudar a una mejor elección de la vivienda

Alquilar o comprar casa es más fácil desde la llegada de Internet. Numerosos portales se han convertido en puntos de encuentro entre vendedores y compradores porque muestran una gran oferta de viviendas con un lujo de detalles inalcanzable por los medios anteriores. Además, la búsqueda en la Red no supone ningún coste para el consumidor, que tiene en sus manos una fuente de información que le ayuda en una elección tan importante como es la del hogar en que vivirá y que pagará durante mucho tiempo.

Gran cantidad de pisos

/imgs/2006/11/piso1.gif

En el mercado inmobiliario de la Red predominan los anuncios y no la venta o el alquiler directo. Esta diferencia con otros negocios online se produce por las características propias del producto, ya que casi nadie adquiere una vivienda sin antes visitarla en persona. De esta manera, los portales inmobiliarios no hacen transacciones ni efectúan cobros con tarjeta al usuario, sino que sólo ponen “en contacto al comprador y al vendedor”, como señala Nuria Serra, de Anuntis Segunda Mano, empresa propietaria de Fotocasa.es, un portal dedicado a anuncios inmobiliarios.

Un concepto en apariencia tan sencillo como éste ha constituido “el gran cambio en el sector inmobiliario en los últimos 20 años”, según Fernando Encinar, uno de los socios fundadores de Idealista.com, un portal inmobiliario cuya filosofía se inspira en su título. Antes de que la Red irrumpiera en el negocio, los métodos más habituales para encontrar un hogar consistían en buscar carteles de “Se vende” o “Se alquila” en el barrio deseado, acudir a las agencias inmobiliarias (que siempre cobran su comisión) o mirar los anuncios clasificados de los periódicos: “los pequeños poemas”, como los denomina Encinar. “En 10 palabras pretenden describir una casa, y aunque les queda muy poético eso de escribir que es muy luminoso, amplío, etcétera, no tienen espacio suficiente para definir un hogar”, subraya.

Sin embargo, la situación ha cambiado, para alegría de los consumidores. “Se ha dado la vuelta a la tortilla, y en estos momentos casi nadie busca casa sin consultar primero en Internet”, proclama Encinar. Un vistazo rápido a los principales portales dedicados a la información inmobiliaria despeja cualquier atisbo de duda. Por sólo mencionar a los que declaran su número de ofertas, se puede acceder a más de 177.000 inmuebles en uno y en otro a más de 67.000.

Internet, una buena forma de buscar casa

El usuario de Internet puede navegar por esta inmensidad de datos en busca del piso que tenga las características adecuadas a su gusto y olvidarse así de algunas agencias inmobiliarias físicas que cobran por adelantado al cliente antes de mostrarle casas. Las ventajas son que el consumidor puede comparar precios y características rápidamente y hacerse una idea de lo que puede encontrar. “Cuando se acude a visitar un inmueble en concreto, ya se conoce de antemano la oferta inmobiliaria de la zona, qué se ofrece y por qué precio y, en algunos casos, se ha podido ver el interior mediante visitas virtuales; antes era imposible que una persona tuviera tanta información”, dice Encinar.

Por otro lado, la labor de los sitios web dedicados al mundo inmobiliario sirve de base de trabajo a las tasadoras, las entidades que se dedican a establecer cuánto cuesta una casa. Marbella Sosa, de Yaencontre.com, otro de los portales inmobiliarios en España, indica que “las tasadoras se orientan por los precios de los portales de Internet porque están muy actualizados”.

Además de aumentar la información del consumidor, otra ventaja adicional de Internet es el ahorro de tiempo. Según los cálculos de Idealista.com, se tardaría entre 12 y 14 días, trabajando las 24 horas, en conseguir una información similar a la que se encuentra en la Red. La rapidez se deriva de que cada uno de los portales dedicados a albergar los anuncios de venta y alquiler son bases de datos “muy sofisticadas pero, al fin y al cabo, bases de datos”, tal como recalca Encinar.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones